Castilla-La Mancha quiere depurar el 100% de sus aguas residuales

La consejera de Fomento, Agustina García Élez, ha asegurado que otras comunidades autónomas deben tomar el ejemplo de Castilla-La Mancha que aspira a depurar el cien por cien de sus aguas residuales y que ha invertido 109 millones de euros en la puesta en marcha depuradoras

Preguntada sobre el nuevo reglamento de la Unión Europea (UE) sobre el uso del agua depurada que recoge expresamente que deben suponer una alternativa a los trasvases, la consejera ha afirmado que por primera vez “Europa empieza a hablar el mismo idioma del Gobierno regional en defensa del agua y del río Tajo”.

Para García Élez es el momento de recoger el fruto en Castilla-La Mancha, de asociaciones y colectivos que vienen defendiendo el río Tajo desde hace años, por lo que esta nueva normativa demuestra la preocupación sobre los caudales ecológicos de los ríos, y en el caso del Tajo, que no son “ni caudales ni mucho menos ecológicos”.

Prueba de ello, ha señalado, es que la velocidad del trasvase Tajo-Segura es de 20 metros cúbicos por segundo, y la que discurre por Aranjuez se ha reducido a 9 metros cúbicos segundo.

Leer articulo completo en El Digital de Albacete