Canarias es un laboratorio hidrogeológico impresionante a nivel mundial

Reproducimos una nueva entrevista al Doctor en Ingeniería Hidráulica y Energética Juan Carlos de Santamarta Cerezal publicada el 07/03/2019 en EL BLOG DE LA PERIODISTA Sofía Ramos G

En la entrevista se explica el objetivo de su última investigación (premiada con el IX Premio de Investigación Agustín de Betancourt), así como su experiencia como decano del Colegio de Ingenieros de Montes en Canarias. Incluimos algunas fotografías de ‘la herencia que no debemos olvidar’.

Juan Carlos de Santamarta Cerezal ingeniero

La investigación por la cual se le reconoce con el Premio de Investigación Agustín de Betancourt 2018, se denomina ‘Minería del agua en islas y terrenos volcánicos’, ¿podría explicarnos cuál es el objetivo de esta investigación?

Más que una investigación, son varias que confluyen en una, la mejora del conocimiento y explotación de los recursos hídricos subterráneos. No solo en Canarias, si no en cualquier parte de mundo que cumpla dos condiciones; ser una isla y tener origen volcánico. Por ese motivo, los resultados de estas investigaciones tienen aplicación en numerosos estados y regiones, como Azores, Madeira, Islas Reunión, Cabo Verde, el archipiélago de Hawái (EE.UU). Pero lo más importante de estos trabajos, es que el conocimiento se ha generado en Canarias, que es un laboratorio hidrogeológico impresionante a nivel mundial. También ha sido fundamental la participación de las personas que se dedican al agua. Los trabajadores de las galerías, los ingenieros de minas, las comunidades de agua, etc… Es un trabajo de todos, por eso, el mérito es de ellos también. Otra cuestión positiva del trabajo es que se puede consultar gratuitamente en internet. Es decir, no solo este, sino todos mis trabajoslibros, apuntes y artículos están colgados en internet, para que cualquiera que quiera consultarlo pueda hacerlo sin ninguna traba burocrática o económica, es de justicia hacerlo así porque la mayoría de la financiación de los proyectos de investigación es pública y por lo tanto los resultados nos pertenecen a todos los ciudadanos.

Como dije, recuperar la cultura del agua, el ahorro del recurso hídrico y la formación de los más jóvenes, en este sentido. Por otro lado, están las técnicas básicas de eficiencia en el uso del recurso, un ejemplo simple es, el cierre del grifo cuando nos lavamos los dientes, el aprovechamiento en algunos casos del agua de lluvia en zonas rurales, la reducción de la descarga de las cisternas en los baños (sólo con eso en Canarias se ahorrarían 4 millones de euros en costes relacionados con el agua). También hay que abrir el debate, como en otras regiones de recursos hídricos limitados, de la regeneración y reutilización de aguas residuales, en futuros casos extremos de falta de recursos hídricos, para abastecimiento de la población, como ya se hace en Singapur, California o Namibia.

Leer artículo completo en InfoNorteDigital.com