Bodegas Latúe implanta un sistema de depuración extensivo de autoconsumo fotovoltaico

Incorpora nuevos procedimientos para la protección medioambiental

Bodegas Latúe en su compromiso con la sostenibilidad, el medio ambiente y por reducir lo máximo posible los vertidos contaminantes, implanta un sistema de depuración extensivo de autoconsumo fotovoltaico de las aguas residuales que se generan en sus instalaciones.

Se trata de un sistema de tratamiento biológico aireado de 10.000m3 para la depuración de un volumen de efluentes con capacidad para 15.000.000 de litros. El sistema de depuración extensivo es un sistema muy flexible que permitirá almacenar el agua durante los meses que se consideren oportunos, y una vez verificado mediante los análisis pertinentes que la calidad de agua cumple con las pautas de vertidos de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, será entonces cuando se procederá a su vertido (bien a un colector, bien a filtro verde).

Esta gestión no lleva tratamientos químicos añadidos ya que el sistema de depuración extensivo funciona gracias a las bacterias aeróbicas propias que se van generando en la propia balsa. Lo único necesario es el aporte de oxígeno que se necesita para la supervivencia de las bacterias depuradoras aeróbicas, aporte de oxígeno que se lleva a cabo mediante unos sopladores que funcionan con bombas Venturi. El pH también se equilibra de forma natural.

Las aguas residuales pueden proceden de diferentes etapas y procesos llevados a cabo en la bodega como por ejemplo la recepción y prensado de la uva, la extracción del mosto y desfangado, así como en el proceso de vinificación (fermentación, clarificación y estabilización) y el proceso de envasado (para limpieza de botellas o limpieza de cintas transportadoras).

Leer articulo completo en Vinetur