Bodega conquense reduce 50% de su consumo de agua gracias a nanotecnología

Una bodega de Cuenca ha conseguido ahorrar un 50 % de su consumo regular de agua, unos 400.000 m3 anuales

Así como reducir de forma sustancial la cantidad de lodos acumulados en sus balsas, gracias al uso de nanotecnología para optimizar los recursos hídricos de la finca.

La parcela, que cuenta con una extensión de 421 hectáreas de viñedo y una explotación casi exclusiva de regadío en la que se cultiva 18 variedades distintas de uva, emplea la tecnología ASAR para incrementar la capacidad de disolución del agua y reducir su permeabilidad y punto de ebullición.

“Comenzamos a emplear estas técnicas debido a las limitaciones de agua”, ha explicado a Efe el director técnico del grupo Martínez Bujanda, Lauren Rosillo, al que pertenece la bodega Finca Antigua, ubicada en el municipio de Los Hinojosos.

La sequía de los últimos años ha reducido la media en la pluviometría de la zona desde los 400 mm habituales hasta los 300, lo que supone un 25 % menos de disponibilidad de agua, por lo cual “el ahorro se ha convertido en un aspecto esencial” para esta empresa.

Leer artículo completo en EFE VERDE