Agua potable: el verdadero oro líquido

Solucionar el futuro del agua en su ciclo integral se ha convertido en una necesidad a debate en Madrid, en la feria SIGA

Sale de nuestros grifos como si fuera lo normal, y gota a gota va a parar a los mares y océanos, pero: ¿cómo hacer para que lleguen las aguas limpias? Ésta y otras muchas luchas son las que se van a tratar en SIGA, la segunda edición de la Feria de Soluciones Innovadoras para la Gestión del Agua que se celebra desde hoy en Ifema. La mayor plataforma de negocio para el ciclo integral del aguasuma 75 empresas, 96 marcas y 16 países dispuestos a dar a conocer sus propuestas, soluciones y servicios.

Patrocinan Acciona Agua, Aqualia y el Canal de Isabel II, así como las principales asociaciones del sector. Pero el objetivo es que se conozcan los avances en la legislación vigente, en temas tan poco ajenos a los ciudadanos como la detección y eliminación de contaminantes emergentes. Especialmente de la presencia de fármacos en las aguas superficiales y los riesgos para la salud que puedan originar. Para ello se valora la opinión de los ministerios implicados, el de Transición Ecológica y el de Sanidad, así como la experiencia de los operadores y las últimas novedades tecnológicas. Gracias a ellas, se pueden medir los pesticidas, las drogas, las hormonas, los compuestos perfluorados y los productos de cuidado personal, para que se legisle en una nueva regulación, ya que actualmente, con los tratamientos convencionales, no se logra la eliminación completa.

Es tan importante lo de gestionar bien el agua en el mundo que se aprovecha una feria como SIGA para celebrar el 27 de febrero la I Conferencia Internacional del Agua. Será inaugurada mañana por el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y contará con intervenciones de destacados ponentes de máximo nivel, como Kara Vairavamoorghy, director ejecutivo de International Water Association, o Bruno Tisserand, presidente de la Federation of National Association of Water Services. Todos juntos, para dar una visión global que garantice el mejor servicio de suministro al ciudadano en un entorno sostenible.

Leer artículo completo en LA RAZÓN