1.342 áreas en riesgo de inundación en España, a la espera de que se cumpla la ley

voluntarios-ayuda-limpieza

La costa de Galicia se sitúa en primer lugar con zonas de máxima peligrosidad

Unas normas que no se cumplen y 1.342 áreas de alto riesgo potencial de inundación, fluviales y marinas. Es una combinación perfecta para que puedan ocurrir tragedias como la vivida en Baleares, que se ha cobrado la vida de al menos 12 personas. La costa de Galicia se sitúa en primer lugar con 210 zonas de máxima peligrosidad, seguida de las cuencas mediterráneas de Andalucía con 200 y de la del Guadalquivir y Cantábrico Occidental, cada una con 110.

En Sant Llorenç la última riada, antes del desastre de esta semana, ocurrió el 22 de noviembre de 2007, sin que se produjeran víctimas mortales. No era ningún secreto que la avenida torrencial podía sobrevenir a los 10 años porque el área aparece calificada como zona de alto riesgo en la web del Ministerio para la Transición Ecológica, al igual que otras 881 zonas fluviales y 461 marinas. Aunque la costa de Galicia encabeza la clasificación en número de lugares afectados, es la demarcación hidrográfica del Ebro la que más kilómetros problemáticos acumula, con 1.468. A continuación, aparece la del Guadiana con 870 kilómetros, las cuencas mediterráneas andaluzas con 1.000 y el Guadalquivir con 940. Por detrás, los 830 del Cantábrico occidental o los 630 del Tajo. La información mapeada se complementa con una abundante reglamentación, que se debería aplicar para minimizar los riesgos de las recurrentes riadas. Pero algo no funciona: las inundaciones son la catástrofe natural que mayores daños generan en España, estimados en una media de 800 millones de euros anuales, indica el ministerio con datos del Consorcio de Compensación de Seguros y del Instituto Geológico y Minero de España (IGME)

Leer artículo completo en EL PAÍS