Volver al agua del grifo frente al auge de la embotellada

La compañía Aguas de Valencia, AVSA, aprovechó ayer su presencia en Ecofira, la feria del Medio Ambiente, para reivindicar la calidad del agua que se suministra en los abastecimientos y el importante ahorro que genera su consumo en contraposición al del agua embotellada, cada vez con mayor peso en la sociedad valenciana y española.

 

agua-embotellada

La empresa valenciana, que muestra en la feria los últimos desarrollos tecnológicos y la investigación realizada en el sector del abastecimiento y la depuración de aguas, sostiene que el consumo del agua del grifo aporta a la sociedad «un importante ahorro económico, así como ambiental, evitando la emisión a la atmósfera de importantes cantidades de CO2, responsable del cambio climático.

Durante los dos días que dura el evento, técnicos de la empresa, responsable del abastecimiento en más de 300 poblaciones en España, incluida Valencia y gran parte de su área metropolitana, informan al público sobre las acciones realizadas para garantizar la calidad y cualidades organolépticas del agua que suministran y, sobre todo «del ahorro económico y ambiental que este servicio proporciona a los ciudadanos», según destacó un portavoz de la empresa.

Para mostrar visualmente «la íntima relación entre el consumo de agua del grifo y la sostenibilidad, el grupo Aguas de Valencia presenta en su estand una escultura con mil botellas que representan una capacidad de 1.000 litros. Según la Asociación Española de Abastecimiento de Agua y Saneamiento, el coste medio de este agua tomada del grifo es de 1,57 euros más IVA mientras que en un supermercado un litro se acerca a 0,80 euros.

«Además del importante ahorro económico que el servicio del agua domestico garantiza a las familias, hay que añadirle las ventajas ambientales, dado que evita los costes de producción y reciclaje de los envases, así como los inherentes al traslado de los recipientes desde los centros de producción hasta los hogares y la intensa huella de carbono que generan», apuntó el portavoz.

España es el sexto país que más agua envasada consume, con 137 litros por año y persona.

Leer artículo completo en Levante