Sanear el agua enferma

La gestión del agua en Yucatán es problemática, admite Eduardo Batllori Sampedro, secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente. Tenemos una enorme riqueza de recursos hídricos, recuerda el funcionario, pero muchos están ya tan contaminados que acciones urgentes de saneamiento la situación podría empeorar y el agua de comenzaría a escasear dentro de unos años.

 

3_020714aquaphoto01Apoyo de Francia en vital proyecto para Yucatán.

 

La gestión del agua en Yucatán es problemática, admite Eduardo Batllori Sampedro, secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente.

Tenemos una enorme riqueza de recursos hídricos, recuerda el funcionario, pero muchos están ya tan contaminados que sin una acción urgente de saneamiento general la situación podría empeorar y el agua de calidad comenzaría a escasear dentro de unos años. “Como todo mundo sabe, estamos ante un tema de disponibilidad, no de cantidad”, sentencia.

Los retos son mayúsculos y la solución no es fácil. “Mérida, la zona metropolitana, crece sin pausa y hay que saciar su sed, en la zona costera el agua tiene un sabor salitroso, producto de la salinización por intromisión marina. ¿Cómo podemos garantizar el suministro y evitar además que las actividades agrícolas, las maquiladoras, las granjas porcícolas sigan contaminando los mantos acuíferos? ¿Cómo podemos resolver la compleja situación que plantea el gran número de sumideros que todavía tenemos en las áreas urbanas?”, continúa.

Leer artículo completo en Diario de Yucatán