La devaluación del título de ingeniero pone en riesgo los contratos de las empresas españolas

Empresarios españoles denuncian que la inacción del Ejecutivo para equiparar los títulos de los ingenieros provoca muchos más problemas que el conflicto de Sacyr en Panamá. Empresas que optan a la Línea 2 del Metro panameña pierden sus opciones por la baja puntuación del título de sus licenciados expatriados, frente a los másteres de sus competidores. Pese al acuerdo para la reanudación de las obras, aumenta la desconfianza entre la Autoridad del Canal y la empresa italiana Impregilo, que no aporta fondos adicionales

Espana-segundo-progreso-educativo-PIAAC_EDIIMA20131107_0939_4 (1)Los ingenieros denuncian a España ante la Comisión Europea por no homologar sus títulos./ eldiario.es

Un grupo de empresas españolas de material ferroviario, de ingeniería y de construcción han mantenido la pasada semana una reunión urgente con el secretario del Metro de Panamá, Roberto Roy, para tratar el tema de la infravaloración del título de los ingenieros españoles que amenaza con dejarlas sin opciones de adjudicación en la licitación de la Línea 2, que se producirá a lo largo de los próximos meses.

El contencioso se arrastra desde hace nueve meses cuando una pugna entre dos empresas españolas de ingeniería (Saitec y Ayesa) que competían por un contrato en el Metro de Bogotá en Colombia se saldó con un fallo por el que se considera el título de los licenciados españoles en las principales ingenierías (anteriores al marco de Bolonia) como un simple “diploma de pregrado”.

Esta valoración tiene como consecuencia que los equipos de profesionales que ofertan las empresas españolas obtendrán una puntuación en la evaluación de las licitaciones que es “exactamente la mitad” de la que se le otorgan a las “maestrías” de los titulados que presentan las principales competidoras. La desventaja no sólo afecta a los proyectos en Colombia o Panamá, sino que se ha extendido a casi toda Latinoamérica, principal caladero de negocio para las constructoras españolas en este momento.

“Este es el problema real y más grave con el que nos enfrentamos los empresas españolas desde hace casi un año en los concursos de grandes proyectos en la zona y el Gobierno de Madrid no hace nada por solucionarlo”, aseguran fuentes del grupo que acudió a la cita con Roberto Roy y que ha pedido no ser identificado “porque todavía no está lanzada oficialmente la licitación de la nueva línea del metro”.

Leer artículo completo en El Diario