La calidad del agua de las playas, bajo control

Desde el 1 de junio hasta el 15 de septiembre, la Agència Catalana de l’Aigua pone en marcha el Programa de vigilancia e información del estado de las playas para comprobar la calidad de las aguas de baño

 

plays_resizeCosta catalana

El objetivo es garantizar la calidad del agua de las playas y facilitar periódicamente los resultados a la ciudadanía. Para ello, los técnicos realizan visitas de inspección a las playas y controles analíticos de las aguas de baño.

A través de las muestras que recogen, pueden determinar el pH y la salinidad del agua, pero el análisis en profundidad se hace en el laboratorio, donde se examina la calidad microbiológica. “Medimos unos indicadores que se llaman fecales y que permiten saber si puede haber o no contaminación”, explica Mariona Torres, que se ocupa del control de la calidad de las aguas del mar desde la Agència Catalana de l’Aigua.

Leer más en elperiodico.com