La Xunta licita por más de 6,6 millones de euros las obras de la depuradora de A Barcala con el fin de iniciarlas en verano de 2014

Esta actuación implica un doble objetivo: duplicar la capacidad de la actual depuradora y rematar con los vertidos al río Barcala. Esta nueva Edar constituye la primera fase de la mejora del saneamiento, ya que también se prevé la construcción de una red de colectores que conectarán con la Edar y que dará servicio a otros 1.000 habitantes.Hernández destaca el esfuerzo del Gobierno gallego en materia de saneamiento y abastecimiento, ya que desde 2009 se invirtieron más de 354 millones de euros para hacer posible 300 obras en Galicia

image_gallery (1)El conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, ha anunciado esta mañana la licitación de las obras de la estación depuradora de aguas residuales de A Barcala

 

El conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, ha anunciado esta mañana la licitación de las obras de la estación depuradora de aguas residuales de A Barcala y de los colectores generales, tal y como se había comprometido el Consello da Xunta el pasado mes de octubre.

Gracias a esta actuación, que cuenta con un presupuesto de más de 6,6 millones de euros, se dotará de un servicio de saneamiento adecuado al Ayuntamiento de Negreira, y también de A Baña, y se eliminarán los vertidos incontrolados al río Barcala.

Hernández ha manifestado que esta nueva Edar está considerada como prioritaria en la planificación hidráulica de la Xunta y la previsión es iniciar las obras en verano de 2014. Toda vez que el plazo de ejecución son 15 meses, la primera fase podrá estar rematada a finales de 2015, por lo que auguró que en dos años se rematará esta obra necesaria, que pondrá fin a los vertidos incontrolados al Barcala.

El conselleiro de Medio Ambiente ha destacado que una vez que se remate la construcción de esta Edar y de los colectores generales, en esta primera fase, que beneficiará a 4.600 habitantes, se iniciará la fase II, con una inversión prevista de 4 millones de euros para una red de colectores que permitirá conectar a la Edar otros 1.000 habitantes de esta zona del Barcala.

Edar de la Barcala
El proyecto licitado hoy prevé la construcción de una nueva estación depuradora de aguas residuales, un tanque de tormentas previo a esta para lograr la limitación de los vertidos incontrolados al río Barcala y nuevos tramos de red de saneamiento unitario en el núcleo urbano, en la cuenca de Vilarchán. También se incrementa la capacidad de la actual Edar, que será demolida, para posibilitar la totalidad de los núcleos rurales de la comunidad de Barcala.

Actualmente, Negreira cuenta con una extensa red de saneamiento, en su mayor parte unitaria, y con una estación de tratamiento de aguas residuales, puesta en servicio en el año 1999, para una población equivalente de 5.000 habitantes.

El sistema de abastecimiento presenta, en la actualidad, una serie de deficiencias, como infiltraciones e incorporación del agua de los ríos, que provocan un excesivo caudal de circulación por la red, la cual, por mor de la falta de capacidad hidráulica y de la carencia de un sistema de retención, causa el desbordamiento de parte de los colectores actuales.

Para solucionar estos incidentes, se llevarán a cabo diferentes trabajos que consistirán en la construcción de un tanque de tormentas al final de la red de saneamiento, de 2.600 metros cúbicos, así como un colector de entrada y un colector de alivio cara el arroyo Duomes en la desembocadura del río Barcala. Estará compuesto por una cámara en línea, una cámara de retención fuera de línea, una cámara de desbastamiento y una de bombeo.

Además se sustituirá un colector que será el principal de la cuenca de Vilachán, puesto que los diámetros actuales son muy pequeños, lo cual ocasiona con excesiva frecuencia vertidos incontrolados a los ríos. El nuevo colector de PVC de 710 milímetros tendrá una mayor capacidad hidráulica y una longitud de 1.089 metros.

La nueva estación depuradora de aguas residuales se situará en la zona de Negreira en una parcela de 5.920 m2 y tendrá una capacidad para 9.500 habitantes. El caudal máximo de tratamiento será de 411,48 m3/h en todos los procesos, el punto de vertido será el río Tambre.

Ejemplo de colaboración
El conselleiro Hernández ha destacado que la licitación de la Edar de A Barcala es un ejemplo más de la colaboración institucional con la que se debe ejecutar un servicio básico como es el agua, y ha añadido que, este modelo de colaboración por el que viene apostando el Gobierno gallego se traduce en una inversión de más de 345 millones de euros desde 2009 para hacer posible más de 300 obras de saneamiento y abastecimiento en Galicia.

Ha señalado que esta colaboración se verá beneficiada gracias al Pacto del agua que se acaba de poner en marcha y con el que se hará posible una mayor homogeneidad en los servicios de saneamiento y abastecimiento, para garantizar mayor calidad para los ciudadanos y, con eso, el cumplimiento de las determinaciones de la Directiva marco europea del agua.

Por último, ha manifestado que se trata de una cuestión de primera magnitud que requiere de la responsabilidad de los ayuntamientos, porque el agua es un recurso básico y todos los gallegos deben tener acceso a un buen servicio.

Xunta de Galícia