Veolia elegida para la ingeniería y suministro de una planta de tratamiento de aguas residuales para la refinería de Jazán en Arabia Saudí

Veolia, a través de su subsidiaria Veolia Water Technologies, ha sido elegida por Técnicas Reunidas para realizar el diseño y el aprovisionamiento de una planta de tratamiento de aguas residuales para el proyecto de refino y terminal marítima en Jazán, Arabia Saudí.

 

aramco-jazan

Este proyecto, adjudicado y operado por Saudi Aramco, está ubicado al suroeste del país y permitirá procesar 400.000 barriles por día de crudo (crudo pesado y crudo medio de Arabia) una vez que se ponga en marcha en 2017.

El complejo de Jazán incluye una central eléctrica con una capacidad de 4.000 MW.  Veolia se encargará de la ingeniería y el aprovisionamiento de una planta de tratamiento de aguas residuales para la central eléctrica, que incluirá tratamiento biológico, tratamiento de aceites y eliminación de metales.  La instalación entrará en funcionamiento en 2017.

Saudi Aramco es una compañía petroquímica pública del Reino de Arabia Saudita totalmente integrada.  Según Vincent Caillaud, consejero delegado de Veolia Water Technologies Oil & Gas: “Fruto de nuestra presencia local y nuestra excelencia tecnológica, Veolia tiene actualmente el privilegio de tener una relación duradera con Saudi Aramco. Estamos muy satisfechos de haber sido elegidos por Técnicas Reunidas para este megaproyecto que tiene por finalidad satisfacer las necesidades de energía del país y la exportación de petróleo de gran valor a mercados internacionales”.

Veolia lleva operando en Arabia Saudi desde hace más de 30 años. En la actualidad, Veolia se encarga de la gestión del agua y agua residual, así como de la red de refrigeración. En 2008, el Grupo ganó un contrato con National Water Company para mejorar el rendimiento de los servicios de agua y agua residual que dan servicio a más de 6 millones de personas en Riyadh, la capital del Reino.  Este proyecto mejoró notablemente la red de agua potable (actualmente 82%), se amplió la conexión al saneamiento a más de 100.000 hogares y se mejoró la atención al cliente (actualmente un 85% de los clientes satisfechos).

Veolia, que está particularmente involucrado en proyectos de desalación en Arabia Saudí, también da cobertura a numerosos clientes industriales en el sector del petróleo, el gas y la minería para ayudarles a mejorar su gestión medioambiental. Veolia ha trabajado en varios proyectos para Saudi Aramco, incluyendo el de una planta desaladora que produce agua para el complejo petroquímico de Sadara, construido por Dow Chemical y Saudi Aramco en la ciudad de Jubail. Además, Sidem, la filial especializada de Veolia, está presente en Arabia Saudí desde 1979 y ha construido la planta desaladora de Al Khobar, cerca del golfo Pérsico. En 2010, Sidem construyó también en Jubail una de las plantas desaladoras más eficientes y grandes del mundo, con una capacidad de tratamiento de 800.000 metros cúbicos al día. Esta planta cuenta con la tecnología de destilación por múltiple efecto para el proceso de desalación, que consumo tres veces menos energía que procesos rivales.

Información sobre la tecnología
El tratamiento biológico tendrá una capacidad de tratamiento de 1.000 metros cúbicos a la hora y contará con las tecnologías patentadas por Veolia: AnoxKaldnes™ Moving Bed Biofilm Reactor (MBBR); los decantadores de alta velocidad Actiflo™ y Multiflo™; y los filtros de discos Hydrotech.

La eliminación de aceites se llevará a cabo con la combinación de dos tecnologías específicas para el mercado del petróleo y el gas: la tecnología MPP TiPSS Tilted Plate Interceptor y Whittier Power Clean® que se emplea como filtro de cáscara de nuez para la eliminación de aceites y sólidos en suspensión.

Finalmente, la tecnología Multiflo™ con el uso de químicos permitirá la eliminación de metales.  Tanto la fase de eliminación de aceite y como la de metales tendrá una capacidad de tratamiento de 550 metros cúbicos a la hora.