Urkullu inaugura la central hidráulica que abastecerá a más de 7.000 vecinos

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha inaugurado este lunes la Estación Depuradora (EDAR) de Villabuena de Álava, que ha supuesto una inversión de 6,5 millones de euros y que está preparada para dar servicio hasta a 15.000 vecinos de varias localidades de Rioja Alavesa. El presidente de Gobierno vasco ha visitado las instalaciones, operativas desde mayo, junto con el diputado general de la provincia, Javier de Andrés, para destacar el “esfuerzo” que ambas instituciones han hecho para “mejorar la infraestructura hidráulica alavesa”.

 

endaUrkullu y el Diputado General de Álava  / A. RUIZ DE HIERRO

 

La depuradora atiende a la localidad de Villabuena y, en un futuro, también lo hará en los municipios de Samaniego y Baños de Ebro, todavía pendientes de conectar. No estará en pleno rendimiento hasta 2015. La planta, gestionada por el Consorcio de Aguas de la Rioja, atenderá a 2.500 habitantes en temporada baja, 7.500 en media y 15.000 en alta. Además, a partir de octubre tratará los desechos de la vendimia generados por las cerca de 50 bodegas de la zona.

La instalación permitirá mejorar las redes de saneamiento que atraviesan los núcleos urbanos y que acaban contaminando el río Herrera y Ebro. Urkullu ha subrayado que gracias al “gran esfuerzo” de industrias e instituciones para minimizar la presión que suponen los vertidos a los ríos, se está logrando una “progresiva mejoría” del estado de las cuencas y de costas. Ha anunciado, además, que se va a seguir destinando dinero para la “mejora progresiva del estado de los ríos”. De Andrés ha corroborado, que es su “obligación” seguir invirtiendo en este tipo de infraestructuras y se ha mostrado satisfecho con el acuerdo que Diputación mantiene con el Gobierno Vasco desde 2004.

Leer artículo completo en diario EL PAÍS