Un proyecto demuestra que el agua procedente de procesos de producción del vino y licores se puede reutilizar

El proyecto ha demostrado que el agua procedente de los procesos de producción del vino y los licores se puede reutilizar para el riego agrícola, la recarga de acuíferos o torres de refrigeración, entre otros

 

 

Las empresas Hera Amas y Bodegas Miguel Torres y el Área de Tecnología Ambiental de la Fundació CTM Centre Tecnològic, que forma parte de TECNIO – la única red que potencia la transferencia tecnológica y la innovación empresarial en Cataluña -, han evaluado diferentes tecnologías para el tratamiento del agua residual en bodegas.

Este estudio se enmarca dentro de la actividad de medio ambiente del proyecto CENIT-DEMETER, que el pasado mes de noviembre presentó sus principales resultados en una jornada de clausura.

El agua residual del proceso de producción del vino y los licores, siendo altamente biodegradable, presenta una variabilidad estacional muy importante, tanto en caudal como en carga contaminante. Esta característica supone un reto para los procesos de depuración biológicos que requieren una estabilidad en la composición del agua de entrada.

En el proyecto, Hera Amas, Bodegas Miguel Torres y CTM, han evaluado dos tecnologías para el tratamiento de agua residual en bodegas. Se ha utilizado la tecnología de biorreactores de membrana (BRM) y la tecnología de sistema integrado de lodo activo con biomasa inmovilizada (IFAS) .

Mediante la tecnología de biorreactores de membrana (BRM) se ha caracterizado la variabilidad estacional del agua y se ha demostrado que esta tecnología es capaz de producir agua depurada con la calidad óptima para ser reutilizada en los casos previstos por la legislación vigente como riego agrícola, recarga de acuíferos, torres de refrigeración, entre otros.

Por otro lado también se ha demostrado que la tecnología de sistema integrado de lodo activo con biomasa inmovilizada (IFAS) permite la ampliación de la capacidad de tratamiento de una planta depuradora manteniendo o incluso incrementando la calidad del efluente de la depuradora.

Para el Dr. Miquel Rovira, responsable del proyecto y miembro del Área de Tecnología Ambiental del CTM, “para el CTM participar como centro investigador en el mayor proyecto de I + D del sector vinícola español ha sido una experiencia muy interesante, ya que las aguas residuales que se generan durante el proceso de producción del vino presentan una composición muy característica que hace que los resultados obtenidos durante el proyecto puedan ser extrapolados a otros sectores”. La Fundació CTM Centre Tecnològic no sólo ha participado como centro investigador en el proyecto sino que también ha sido el encargado de su coordinación económica.

El proyecto CENIT-DEMETER

El proyecto se clausuró en una jornada que tuvo lugar el pasado mes de noviembre, después de 4 años de investigación, éste fue liderado por la empresa Miguel Torres y contó con la participación de un total de 25 empresas, 17 centros públicos de investigación y 5 centros tecnológicos.

El propósito de DEMETER nació del interés del sector vitivinícola por las modificaciones que el cambio climático puede ocasionar sobre la viticultura y la enología española. Las empresas participantes, en conjunción con los centros de investigación, diseñaron una serie de proyectos dirigidos a conseguir conocimiento científico y tecnológico para tomar medidas adaptadas a las nuevas condiciones producidas por el calentamiento global.

Las conclusiones del proyecto han sido muy relevantes, ofreciendo resultados en temas como por ejemplo: cómo afecta un exceso de temperatura y menos pluviometría a los diferentes compuestos de la baya durante la maduración, también se han hecho importantes avances en el conocimiento de factores a trabajar en cada clima y en el manejo de la viña, en la mejora del proceso fermentativo, en técnicas de análisis, en la obtención de una uva con gran persistencia de espuma, en el tratamiento de aguas residuales y en la reducción de emisiones de CO2 en la elaboración del corcho.

Fuente: VINETUR