Un colector recogerá las aguas residuales del paraje de La Fuente, entre Fortuna y Abanilla, para ser depuradas y reutilizadas en regadío

El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, la alcaldesa de Fortuna, Catalina Herrero, y el teniente alcalde de Abanilla, Pascual Martínez, visitaron hoy las obras del nuevo colector general e impulsión del paraje de La Fuente, ubicado entre Fortuna y Abanilla, que recogerá las aguas residuales de las zonas intermunicipales ‘Casas de Madera’ y del camping ‘La Fuente’ para conducirlas hasta los proximidades de Los Baños de Fortuna, desde donde serán impulsadas hasta la depuradora para su tratamiento y reutilización.

visitacerda

Las obras, cofinanciadas con el Fondo de Cohesión de la UE en un 80 por ciento, tienen una inversión de 200.000 euros. Esta actuación pretende mejorar y resolver la evacuación de las aguas residuales de este entorno que discurre por el camino que bordea el camping ‘La Fuente’.

El titular de Agricultura señaló que este colector “rodea una zona considerada de interés natural y da servicio a la zona urbana común a los dos municipios”. El colector tiene una longitud de 270 metros, y está dividido en dos tramos, con un colector de gravedad y una conducción de impulsión.

Las aguas residuales serán tratadas en la depuradora de Fortuna para su reutilización en el regadío local “dando respuesta a los dos ayuntamientos”, dijo Cerdá, quien añadió que “en una sola actuación damos servicio a dos municipios”. Además, indicó que “aunque el colector queda bajo tierra, contribuirá a la mejora del servicio público y al medio ambiente, con una mayor incidencia en la calidad de vida de los vecinos”.

Colector de Las Kalendas y ampliación de la depuradora de Abanilla

El consejero de Agricultura anunció también la contratación por la Consejería del colector general de Las Kalendas, en Fortuna, cuyas obras comenzarán a ejecutarse a finales de agosto, con una inversión de 324.000 euros.

Asimismo, destacó que el proyecto de la ampliación de la depuradora de Abanilla saldrá a contratación en los próximos días, con un presupuesto de 2,1 millones de euros. Esta obra permitirá mejorar el sistema de pretratamiento, con lo que se obtendrá mejor calidad del agua depurada.

Esta ampliación contempla además la construcción de un tanque de tormentas donde se depositarán las aguas de lavado de calles para que, una vez depuradas, puedan ser reutilizadas en regadío.

Diario Fortuna