Tratar aguas residuales, una solución para la crisis hídrica

Una vez más, los mendocinos comienzan a experimentar las consecuencias de la emergencia hídrica. Aún no llega el verano y vecinos de Las Heras y Guaymallén son víctimas de los cortes de agua que progresivamente van afectando los distintos sectores de la provincia. Ante este problema, surge la propuesta de reutilizar las aguas residuales para riego de jardines.

 

Sin títuloAnte la emergencia hídrica, surgió la propuesta de reutilizar las aguas residuales para riego de jardines.

 

Una vez más, los mendocinos comienzan a experimentar las consecuencias de la emergencia hídrica. Aún no llega el verano y vecinos de Las Heras y Guaymallén son víctimas de los cortes de agua que progresivamente van afectando los distintos sectores de la provincia. Ante este problema –al que Mendoza ya está acostumbrada–, surge la propuesta de reutilizar las aguas residuales para riego de jardines.

Estas se dividen en dos: las negras, provenientes del inodoro y bidet, y las grises, que son las que llegan de la ducha, el lavamanos, la cocina, el lavavajillas y el lavarropas. Así, ingenieros mendocinos e investigadores del Conicet han diseñado e ideado diferentes sistemas que permiten tratarlas para reutilizarlas tanto para el riego como para el baño.

Santiago y Pablo Echeverría son hermanos que, atentos a este dilema anual, idearon un sistema que permite reusarlas en el riego de jardines. Por su lado, Héctor Massuh, investigador principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) en el Centro Experimental de la Vivienda Económica, logró idear un mueble sanitario que ayuda a ahorrar agua.

Leer artículo completo en El Sol