Tobarra propone depurar sus aguas residuales en la EDAR de Hellín

La localidad de Tobarra ha propuesto a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) la posibilidad de depurar sus aguas residuales en la EDAR de Hellín, en vez de construir una planta nueva. Hellín ve la idea con buenos ojos porque el colector que uniría las dos poblaciones podría dar servicio también a las pedanías altas hellinenses, hasta ahora desconectadas.

 

 

depuradora20

El alcalde de Tobarra, Manuel Valcárlcel, y la concejala de Medio Ambiente de Hellín, Marta Pérez, han planteado hoy este proyecto al presidente de la CHS, Miguel Ángel Ródenas, que ha recibido a ambos representantes junto al presidente de la Junta Central de Regantes del Alto Segura, Ignacio Valcárcel, y a los dirigentes de las comunidades de regantes de Tobarra y Hellín.

La necesidad de acometer las obras de un colector que uniera Tobarra y Hellín y transportara las aguas residuales desde la primera localidad a la segunda, cuya EDAR ya está en marcha, tendría un beneficio directo para las pedanías altas hellineses de Adra o Las Navas, entre otras, que también podría utilizar esta tubería.

Los regantes, por su parte, han mostrado interés en reutilizar las aguas depuradas para aumentar las dotaciones de las que ahora disponen, ya que la Estación de Hellín suministra recursos a los agricultores de la zona.

Gran capacidad de depuración

Inaugurada en 2012, la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Hellín tiene una capacidad de depuración de 12.500 metros cúbicos diarios, el equivalente a las necesidades de una población de 60.000 habitantes, casi el doble de la población actual y sus doce pedanías, lo que asegura un correcto funcionamiento a largo plazo. La planta está estructurada en dos líneas independientes y su diseño posibilita la futura ampliación con una línea adicional, que permitiría el tratamiento adecuado para una población de 90.000 habitantes.

C H del Segura