Tecnología brasileña usa cáscara de plátano para descontaminar aguas

El filtro concebido por los investigadores del Centro de Energía Nuclear en Agricultura de la USP permite tratar aguas que han sido contaminadas por atrazina y ametrina, dos pesticidas muy usados en los cultivos de caña de azúcar y maíz, informó el miércoles la universidad pública brasileña.

 

bananas

Una tecnología desarrollada por investigadores de la brasileña Universidad de Sao Paulo (USP) utiliza cáscaras de plátano como elemento para filtrar aguas contaminadas por pesticidas.

El filtro concebido por los investigadores del Centro de Energía Nuclear en Agricultura de la USP permite tratar aguas que han sido contaminadas por atrazina y ametrina, dos pesticidas muy usados en los cultivos de caña de azúcar y maíz, informó el miércoles la universidad pública brasileña.

Las pruebas realizadas en los ríos Piracicaba y Capivari, en el estado brasileño de Sao Paulo, mostraron que la tecnología es más eficiente que los métodos convencionales, incluyendo los filtros con carbón, y que la cáscara del plátano tiene gran capacidad para la absorción de metales.

El método prevé el uso de filtros equipados con cáscaras de plátano que son trituradas y coladas tras haber sido deshidratadas en hornos a temperaturas de hasta 60 grados centígrados.

El filtro con cáscara de plátano presentó diferentes ventajas sobre los otros sistemas de filtraje, incluyendo los térmicos, físicos y químicos, según Claudineia Silva y Graziela Moura Andrade, investigadores de la USP y coordinadoras del proyecto.

Según las científicas, los métodos tradicionales de tratamiento de agua para el abastecimiento humano no son suficientes para remover totalmente los residuos de químicos utilizados como defensivos agrícolas.

Para obtener agua totalmente potable y sin riesgos para la salud humana se requiere un tratamiento adicional y de bajo costo que elimine los metales.

La cáscara de plátano, además de ser un residuo barato y altamente disponible, cuenta en su composición con hidroxila y carboxila de pectina, que son elementos capaces de absorber no sólo metales pesados sino también compuestos orgánicos.

America Económica