Sanlúcar de Barrameda, vertidos de aguas residuales a la playa

Continúan los vertidos de aguas residuales a la playa a pesar de la existencia de un tanque de tormenta, que no funciona. Tanto desde el Paseo marítimo (Calzada de la Infanta-Quinto Centenario), como desde el Salto del Grillo. Tras las lluvias, un año más, los vertidos con una importante carga de aguas fecales salen por los distintos aliviaderos hacia nuestras playas. Vertidos acompañados también por residuos sólidos del mismo origen, como restos de detergentes, toallitas, acúmulos de celulosas y otros.

 

Sanlúcar de Barrameda, vertidos de aguas residuales a la playa

 

Y todo ello sin que el tanque de tormenta construido para aliviar alguno de los vertidos entre en funcionamiento, a pesar de que costó mas de un millón de euros. Tal es la inoperancia del equipo de gobierno PSOE-CIS, más preocupado por maquillar la situación real de las playas izando banderas de la supuesta “Q de calidad turística”, que de acabar con la contaminación de nuestras aguas y evitar el lamentable espectáculo y los olores en nuestro paseo marítimo. Lo mismo se puede decir ante la no exigencia a Aqualia para que depure correctamente las aguas en la depuradora y que no vierta directamente al mar ,un mes y otro también, aguas residuales que no cumplen con los parámetros y normativas de depuración.

Especial mención merecen los vertidos por el Salto del Grillo, entre Bajo de Guía y Bonanza, donde las aguas fecales de parte de Miradama o Santa Brígida salen directamente al mar. Y todo ello por una nefasta e ilegal decisión municipal en un momento (coincidiendo cuando era Delegado de Urbanismo el Sr. Prat), de conectar el colector de agua residuales de esa zona con la cabecera del mencionado arroyo que ante de ello solo evacuaba las aguas de lluvia. Desde 2012 la autorización provisional para vertidos que disponía, se encuentra caducada, por lo que la continuación de éstos es una clara ilegalidad y un presunto delito contra el medio ambiente imputable tanto al Alcalde Victor Mora, como al Delegado de Medio Ambiente Ramón Rodríguez.

Leer artículo completo en diario ECOTICIAS