Proyecto pionero para tratar aguas residuales del Ripoll en Sabadell

El río Ripoll a su paso por Sabadell es objeto de un proyecto pionero para el tratamiento de las aguas residuales urbanas combinando la bio-captura del dióxido de carbono y el crecimiento de microalgas. Se trata de un proyecto que lidera la empresa Matgas en colaboración con el Ayuntamiento de Sabadell, y que ha elegido las instalaciones de la depuradora del río Ripoll de la cocapital vallesana para aplicar una se sus últimas tecnologías desarrolladas en sus laboratorios.

 

Imatge22,1

La empresa participa en el proyecto europeo Sofcom con el desarrollo de un fotobioreactor que utiliza las microalgas para capturar el dióxido de carbono, y se ha instalado a modo de prueba de demostración en las instalaciones vallesanas.

El agua residual es tratada por inyección del gas y alimentada en un reactor biológico, donde las microalgas presentes absorben la luz solar y convierten el CO2 inyectado en carbohidratos y aceites utilizando el nitrógeno y fósforo residual presentes en el agua.

“La creación de esta planta piloto es un paso más en el desarrollo sostenible, medioambiental y económico de las instituciones y del tejido industrial en general, así como una muestra del gran trabajo en I+D que se está realizando en nuestro país”, señala la directora de I+D de Carburos Metálicos y responsable de Matggas, la doctora Lourdes Vega.

El proyecto de la planta piloto viajará a Turín (Italia) en los próximos meses, y tiene un volumen de 200 litros y 3 paneles de captación solar para tratar el agua de salida de la depuradora.

Es un artículo publicado en ABC