Plasencia no tendrá que pagar la depuración de las aguas negras del Jerte

El Ayuntamiento de Plasencia no está obligado a hacerse cargo del pago por la depuración de las aguas residuales que llegan al municipio procedentes del vecino Valle del Jerte, como había solicitado la concesionaria de la gestión del agua en la capital del Jerte.

 

45731regionDepuradora de Plasencia

Las arcas municipales no tendrán que hacer frente al pago de este servicio en virtud de una sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso nº 2 de Cáceres en la que se desestima el recurso presentado por la UTE Aguas de Plasencia, formada por Aquagest Extremadura, Caja Extremadura, Construcciones Araplasa y Construcciones Mego.

En declaraciones a los periodistas, el alcalde placentino, Fernando Pizarro, ha mostrado su satisfacción por la sentencia que da la razón al Ayuntamiento ante el recurso presentado por la mercantil en julio de 2012.

En dicho recurso, la concesionaria pedía una revisión de tarifas dentro del contrato, que el Ayuntamiento abone lo adeudado por depurar las aguas que llegan del vecino Valle del Jerte, la ampliación de la concesión y volver a definir las inversiones que se establecían en el pliego de condiciones.

Pizarro ha pedido “cautela”, ya que la UTE tiene posibilidad de recurrir.

No obstante, ha expresado su “alegría” ante el hecho de que el juez haya estimado que el Ayuntamiento de Plasencia no tiene que pagar la depuración de las aguas de todos los pueblos que vienen del Jerte, “sino que son estas localidades las que tienen que pagar la depuración”, ha apuntado.

Además, ha explicado que Aguas de Plasencia pretendía cambiar el contrato con el Ayuntamiento, “argumentando desequilibrios económicos que no eran imputables al funcionamiento de la UTE sino a cambios sustanciales y situaciones sobrevenidas”.

Pizarro ha defendido que si el Gobierno local cambiaba el contrato en los términos pretendidos, habría que volver a licitar el servicio del agua, “ya que se trataba de cambios sustanciales que dejaban sin valor los acuerdos adoptados en mesa de contratación”.

La UTE del agua no lo entendió así e interpuso un recurso contra el Consistorio.

En este sentido, el juez también ha dado la razón al Ayuntamiento, así como a la subida de tasas pretendida por la empresa.