Óptimos resultados de AEMA en la reducción de costes de tratamiento de aguas residuales en bodegas

Los avances del proyecto AD WINE han sido expuestos satisfactoriamente en el congreso de “Biogás Science2014” celebrado en Viena (Austria) durante los días 26 y 30 de Octubre de 2014. Óptimos resultados de AEMA en la reducción de costes de tratamiento de aguas residuales en bodegas

Proyecto_%20AD-Wine_Congreso_BiogasScience2014_(Viena)Congreso Biogás Science 2014 en Viena (Austria)

El proyecto AD WINE comenzó a gestarse en el año 2011 para dar una solución económicamente viable al tratamiento de los residuos de bodegas. Su principal misión, el desarrollo de una innovadora planta de tratamiento anaerobia, utilizando digestores de alto rendimiento capaces de tratar efluentes de bodegas de tamaño medio (ya que actualmente, esto solo es viable en bodegas de gran tamaño).

A partir de los datos obtenidos durante los últimos meses y la experiencia de AEMA en el tratamiento de aguas residuales en bodegas, se ha presentado una comparativa económica y energética “potencial” del sistema aerobio convencional y del nuevo sistema anaerobio desarrollado para el tratamiento de aguas residuales de bodegas.

Los resultados del estudio obtenidos, han reflejado la viabilidad de la incorporación de este nuevo sistema, debido a la reducción del consumo energético y la producción de fango, así como a la valorización del biogás que genera.

AEMA, a través de este proyecto desarrolla un nuevo tipo de reactores de alto rendimiento capaces de reducir los costes de inversión, incorporar elementos y rutinas de control exhaustivas y robustas que simplifiquen el manejo de los digestores anaerobios y ofrezcan mayores garantías. El rendimiento de depuración también aumenta para posibilitar el vertido a cauce público directamente desde el digestor anaerobio. Esta tecnología ayudará al sector vitivinícola a reducir el impacto medioambiental de la producción de vino así como a reducir los costes derivados del tratamiento y gestión de sus residuos, ya que tanto el consumo energético de la estación depuradora como el fango generado a gestionar serán considerablemente menores.