Nitruro de boro: un nanomaterial al servicio de la descontaminación

Los controles de calidad del agua para el consumo humano se afinarán en muy corto plazo con el desarrollo de técnicas de biotecnología o el empleo de nanomateriales para erradicar los elementos contaminantes de la actividad industrial o de la agrícola. Como nanomaterial eficiente en este sentido, las últimas investigaciones señalan el gran poder del nitruro de boro, descubierto a principios del siglo XIX. Por Enrique Leite.

5662607-8445456Por el momento, el mercado se muestra reticente a la incorporación de nuevas técnicas para los controles de calidad y prefiere seguir aplicando los procedimientos químicos y de filtrado tradicionales para garantizar la potabilidad de las aguas, pero el menor coste y la mayor eficacia de los nuevos materiales para la remediación -sean biológicos o no- que se investigan en los laboratorios actualmente acabarán por imponer su estandarización.

Uno de los nanomateriales -su tamaño es inferior a una micra- que los investigadores apuntan como clave en las industrias de tratamiento es el nitruro de boro.

Este material artificial compuesto binario del boro -tiene las mismas proporciones de esta sustancia y de nitrógeno-, fue descubierto a principios del siglo XIX y comercializado medio siglo después. Se utiliza actualmente para la fabricación de aislantes eléctricos, crisoles para reacciones o materiales electrónicos.

Aislante y altamente impermeable

De hecho, se trata de una material extremadamente duro -el segundo tras el diamante, lo que le permite una aplicación como abrasivo para herramientas industriales- con propiedades de aislante eléctrico, muy impermeable y excelente conductor del calor.

Pero siendo importantes estos usos, gracias a su gran poder de absorción y de selección, es capaz de retener hasta 33 veces su peso, lo que ha hecho que diversos grupos de investigación analicen su empleo para remediar aguas contaminadas por sustancias químicas o por deshechos de aceites pesados industriales. Un método que puede resultar muy eficaz sobre todo para tratar aguas contaminadas por derrames o vertidos incontrolados.

Los autores de la investigación (Weiwei Lei,David Portehault, Dan Liu, Si Qin y Ying Chen) han probado el éxito de este nanomaterial para la eliminación de aceites, disolventes orgánicos y colorantes disueltos en el agua.

Leer más

Fuente: Tendencias 21