Navarra crea un consorcio público-privado para gestionar el tratamiento de aguas residuales en España y extranjero

Navarra ha impulsado la creación de un consorcio público-privado de empresas con el fin de poder acometer la gestión de proyectos de tratamiento de aguas residuales en el resto de España y en el extranjero. En concreto, el consorcio lo integran el Ejecutivo foral, a través de la sociedad pública NILSA (Navarra de Infraestructuras Locales, S.A.) y nueve empresas y entidades: Aqualia, Arian, EIN, Ingeniería Proyectos Navarra, Iniciativas Innovadoras, Kaizen-Eureka y Whitebiotech, así como los centros tecnológicos AIN y CNTA. Está gestionado por Fundación MODERNA, entidad que promueve la colaboración público-privada.

 

El consejero Esparza preside la constitución del consorcio público-privado.

 

Esta mañana ha tenido lugar en la sede de MODERNA el acto de constitución del grupo, presidido por el consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, y también presidente de NILSA, José Javier Esparza. El consejero ha destacado que “el consorcio ha estudiado ya más de 25 proyectos a nivel nacional e internacional, que incluyen desde la comercialización y trabajos de consultoría territorial, jurídica, técnica y medioambiental, hasta el diseño, construcción y gestión de las instalaciones para el tratamiento de aguas residuales”.

En el acto han participado representantes de las siguientes entidades y empresas: AIN (Jesús de Estaban y Natalia Ortega), Aqualia (Fernando de la Torre y Daniel Mesa), Arian (Javier Martínez), CNTA (Javier Jáuregui y Paula Tejada), EIN (Iñaki Eguiluz), Fundación Moderna (Cernin Martínez y Begoña Vicente), Ingeniería Proyectos Navarra (Ignacio Aramendía), Iniciativas Innovadoras (Camino Fábregas) y Nilsa (Andrés Sola y Ana Marta Lasheras).

Leer artículo completo en diario NAVARRA