El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente concluye las obras del colector de Estiviel (Toledo)

La actuación, cofinanciada con los Fondos FEDER de la Unión Europea, ha consistido en la construcción de un colector de 5,7 kilómetros de longitud y una capacidad de transporte de 4 metros cúbicos, que llevará las aguas residuales de Toledo hasta la nueva estación depuradora (EDAR) que está ejecutando también el Ministerio, y cuyas obras está previsto que finalicen en marzo de 2014.

 

 

130911 Terminan obras colector Estiviel, Toledo_tcm7-295373_noticia

La actuación, cofinanciada con los Fondos FEDER de la Unión Europea, ha consistido en la construcción de un colector de 5,7 kilómetros de longitud y una capacidad de transporte de 4 metros cúbicos, que llevará las aguas residuales de Toledo hasta la nueva estación depuradora (EDAR) que está ejecutando también el Ministerio, y cuyas obras está previsto que finalicen en marzo de 2014.

El trazado del colector, que discurre durante 916 metros enterrado, ha requerido el uso de las más modernas técnicas de perforación y construcción para salvar, con la mínima afección, una elevación orográfica existente junto al río Tajo.

Así, se ha utilizado para la perforación una microtuneladora con hidro escudo cerrado y se ha procedido al revestimiento simultáneo del túnel con una tubería de hormigón armado.

Además, se ha realizado un cruce en hinca de 255 metros bajo la Ronda Suroeste de Toledo y bajo el yacimiento arqueológico denominado “Lavaderos II” para salvar este espacio localizado durante la ejecución de los trabajos y que ha sido objeto de distintas labores de catalogación y conservación, en coordinación con la Junta de Castilla-La Mancha.

Además de la nueva EDAR, actualmente en ejecución, la actuación se completará con la construcción de un Estanque de Tormentas en el emplazamiento de la actual EDAR, junto con las instalaciones de control de vertido y mantenimiento, para almacenar y conservar en condiciones aeróbicas y limitar la salida de los sólidos gruesos de las aguas más contaminadas procedentes de las primeras lluvias. Una vez disminuidos los caudales de lluvias, el agua almacenada se reintegrará al colector para su tratamiento en la depuradora.

En total, con estas nuevas infraestructuras, la inversión total superará los 36 millones de euros.

MAGRAMA