Microalgas purificadoras

Un proyecto europeo coordinado por la Universida de Vigo ha investigado sobre las posibilidades del uso de microalgas como energía renovable y, además, ha abierto la puerta a nuevas pesquisas sobre las utilidades de estos materiales a la hora de limpiar aguas contaminadas por metales pesados.

 

 

microalgasLa iniciativa ‘EnerBioAlgae’ se ha desarrollado a lo largo de dos años y, junto a la institución viguesa, ha colaborado el Inega, las universidades de Almería, Aveiro, Pau et Pays de l’Adour y el Centre National de la Recherche Scientifique.

Así, los investigadores creen que el uso de microalgas como fuente de energía vía biomasa para usos energéticos o bien para su conversión en biocombustibles tiene “excelentes perspectivas de futuro”, pero requiere de más inversión en la investigación aplicada y apoyada por experiencias piloto con carácter demostrativo.

Planta Piloto

Dentro de ‘EnerBioAlgae’, y en colaboración con Augas de Galicia y Aqualia, se instaló una planta piloto de cultivo de microalgas con fines energéticos en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Guillaeri, en Tui (Pontevedra). El experimento tiene unas dimensiones de 40 metros de largo por cuatro de ancho y está dotado de un foso de aireación y un rotor para mover de forma continua el cultivo.

Otras líneas de investigación que se abren ahora están relacionadas con el uso de microalgas para la limpieza de metales pesados y otros contaminantes en el agua y también para la absorción de CO2.

Además, fruto de estos dos años de intenso trabajo han surgido varias empresas en el seno de los grupos de investigación, las cuales se sitúan en un nuevo nicho de mercado muy ligado a la I+D+i.

En cuanto a la aportación realizada por los investigadores vigueses, del Departamento de Física Aplicada, destaca el desarrollo de un algoritmo para el control de biomasa en fotobiorreactores.

Faro de Vigo