Los constructores llevan el canon del agua de la Junta de Andalucía a los tribunales

El canon del agua es una tasa autonómica que se incorporó al recibo en mayo de 2011 y que consiste en un fijo de un euro más un porcentaje en función de la factura que se iría incrementando año a año hasta 2016.

constructores denuncian canon agua

El objetivo era obtener fondos para financiar obras de depuración y saneamiento, y cumplir así la directiva europea marco de Aguas, que establece que a 31 de diciembre de 2015 todos los núcleos urbanos de menos de 2.000 habitantes deben poder depurar sus aguas. Por su naturaleza, es un impuesto finalista, lo que quiere decir que la recaudación ha de ir destinada para el fin para el que se creó.

Ayer, las principales asociaciones de construcción e ingeniería, Ceacop, Fadeco Contratistas y Asica, presentaron un escrito ante el Juzgado de Guardia en el que denuncian un gran desfase entre lo ingresado por esta tasa y lo invertido. Así, desde 2011 la Junta ha aportado 59 millones de euros para la contratación de obras -En 2010, la Junta había previsto 300 actuaciones con una inversión de 1.765 millones- y lo recaudado por el canon, sin embargo, asciende a más de 300 millones. Según Ceacop, sólo en 2014 se ingresaron 90 y está previsto que en 2015 sean 123. Si finalmente es así, a final de año el acumulado recaudado será de 346 millones de euros.

El sector ya había pedido hace tiempo a la Fiscalía que investigara el asunto -para determinar si hay desvío de fondos- pero ésta había decretado el archivo provisional. Ahora vuelve a la carga, después de conocerse un informe del Tribunal de Cuentas, referido a 2013, en el que refleja que el canon dejó en las arcas de la Junta 133 millones de euros y sin embargo sólo se invirtieron en depuradoras 31. El juzgado dispone ahora de seis meses para decidir si hace algo o no.

Leer artículo completo en Diario de Sevilla