Los cabildos estudian cómo evitar multas de la UE por aguas residuales

Los cabildos insulares trabajan para adoptar una estrategia común de cara a evitar las multas de la Unión Europea en materia de aguas residuales. Así se acordó durante la reunión celebrada recientemente en Tenerife con representantes de los consejos insulares de aguas, con la intención de abordar la cuestión desde un enfoque conjunto y coordinado. De este encuentro también salió el compromiso de crear -al igual que se ha propuesto en Tenerife- un pacto por el agua en Canarias “que logre dar respuesta a las demandas legales y ciudadanas, respecto de este bien esencial para la vida”.

 

 

Pacto-por-el-aguaRepresentantes de los siete cabildos celebraron en Santa Cruz su primera reunión de coordinación./DA

La UE exige a los países miembros el cumplimiento de la Directiva 91/271 de depuración de aguas residuales y la Directiva Marco del Agua 2000/60. En el primer caso existen expedientes de incumplimiento abiertos en España y, concretamente en Tenerife, ya se han resuelto los casos de La Orotava y de Valle de Guerra con la depuradora que comenzó a ampliarse recientemente. Sin embargo, aun falta por resolver el de Valle de Güímar para evitar las multas.

El consejero insular de Aguas de Tenerife, Jesús Morales, explica que este tipo de multas “funciona como un taxímetro”, hasta que no se solucione el problema la cuantía de la misma sigue aumentando. “Actualmente, el total para el Estado asciende a 900.000 euros/día”. Morales destaca que Canarias es la única comunidad española con costa que no tiene tributo ambiental. “Algo inexplicable en unas Islas que viven del turismo”.

Leer más

Diario de Avisos