La vanguardia tecnológica define el nuevo Centro de Telecontrol de FACSA

Las nuevas instalaciones permiten gestionar, operar y supervisar la gestión del ciclo integral del agua las 24 horas del día y los 365 días del año para ofrecer la mayor calidad de servicio  al ciudadano. Desde el centro de telecontrol ubicado en Castellón, técnicos altamente formados, controlan remotamente la gestión del agua de todos sus explotaciones de las 7 Comunidades Autónomas en las que opera. La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, junto a Rafael Simó y Sará Usó visitaron el centro de telecontrol para conocer la tecnología desarrollada por FACSA y la gestión de la ciudad.

 

facsa_alcaldesacs

FACSA estrena un nuevo Centro de Telecontrol para satisfacer las crecientes exigencias del servicio de la gestión del agua. Un espacio tecnológico en el que se fusionan la experiencia y la vanguardia, el bagaje de más de 140 años de actividad e investigación en el ciclo integral del agua de FACSA con las últimas tecnologías, avances informáticos y telecomunicaciones.

Estas nuevas instalaciones permiten la supervisión centralizada a tiempo real de las instalaciones hídricas y de más de 6.000 parámetros que condicionan el óptimo suministro y la calidad del agua. Ajustando estas variables a la demanda real, FACSA consigue una mayor calidad del servicio, un consumo inteligente y un mejor mantenimiento de la red.

Desde el centro de telecontrol, es posible controlar todos puntos de control remoto que miden en continuo parámetros como la presión en la red y el caudal del agua, o el cloro y la turbidez, aspectos críticos para su calidad. De la misma manera, permite operar a distancia y controlar constantemente diferentes elementos hidráulicos, como bombas, válvulas, pozos y depósitos.

Esta supervisión remota y permanente permite actuar con la máxima celeridad y certeza ante una situación irregular. En el caso de que exista una rotura o fuga en la red, el Centro de Telecontrol puede localizarla anticipadamente y activar de manera inmediata el protocolo de actuación.

El personal especializado del Centro de Telecontrol, en guardia las 24 horas del día  los 365 días del año, son los ojos de todo el equipo ya que reciben información de las diferentes estaciones remotas de la ciudad. A continuación, el personal del Centro proporciona estos datos a la brigada de actuación a tiempo real a través de la red de telecomunicaciones. Igualmente, la localización GPS de la brigada permite actuar con mayor rapidez y de forma estratégica, optimizando las actividades.

Los operarios reciben información en dispositivos móviles a través de una aplicación informática desarrollada por FACSA que les permite acceder a dicha información y a los parámetros que marcan la realidad de las instalaciones controladas. Todos estos datos son almacenados para optimizar el suministro y maximizar la eficiencia energética de cada proceso. El sistema almacena esta información para conocer abastecimientos y el correcto funcionamiento de las instalaciones.

La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, acompañada por los concejales de Ordenación del Territorio, Movilidad y Área Metropolitana, Rafael Simó, y de Sostenibilidad Ambiental, Sara Usó, han visitado esta semana el nuevo centro y pudieron comprobar de primera mano, el telecontrol del abastecimiento de agua en Castellón.

Por su parte, Enrique Gimeno, presidente de FACSA ha apuntado “Fieles a nuestro compromiso por la innovación y el desarrollo tecnológico, nuestro nuevo centro de telecontrol supone un paso más en lo que constituye nuestra hoja de ruta: la calidad del servicio al ciudadano y el trabajo continuado por una óptima y eficiente gestión del agua”.


banner-edar-pie-post