La Tecnología de Reciclaje de Agua de la NASA Llega a la Tierra

El agua es uno de los más preciados recursos requeridos por los astronautas que viven y trabajan en el espacio. La Administración Nacional Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos anunció que su tecnología de reciclaje de agua ha sido seleccionada para un rápido desarrollo. A pesar de ser destinada al uso de gravedad cero, las tecnologías de reciclaje de agua que está desarrollando la agencia espacial de Estados Unidos se están adaptando para su uso terrestre.

Nasa Water RecSys

Nasa Water RecSys

La agencia dice que cada miembro de la tripulación que trabaja en la estación espacial internacional recibe una ración de dos litros de agua cada día, haciendo crítica la recolección, limpieza y reutilización de las aguas residuales. Esto incluye cualquier agua que se condense en el aire incluida la recolección de orina.

El agua llega a ser aún más crítica para el recorrido del espacio profundo, en el que lograr una mayor eficiencia de reciclaje de agua resulta obligatorio.

Los ingenieros del Centro de Investigación Ames de la NASA, situado en el histórico California Moffett Field, participan en diversos proyectos diseñados para reciclar el agua. Entre ellos está el Procesador de Agua Alternativa que está siendo desarrollado por el Proyecto de Apoyo  a la Vida de la Siguiente Generación de la NASA. Este sistema utiliza un biorreactor de membrana aireada al que le sigue un sistema de tratamiento secundario de osmosis directa para eliminar sólidos disueltos.

Steve Gaddis, Gerente del Programa de Desarrollo para el Cambio de la NASA del Centro de Investigación Langley, en Hampton, Virginia, dijo:

Estamos muy entusiasmados con el trabajo de desarrollo de la tecnología avanzada del procesador de agua que se realiza en el Centro Ames de la NASA. Estamos avanzando hacia un sistema capaz de tratar todas las aguas residuales de la exploración — incluyendo higiene y lavandería — a una tasa de recuperación de más del 95%.

Algunas de estas investigaciones se están realizando en el Laboratorio de Recuperación de Agua de la NASA en la Universidad de Texas Tech , que está especialmente dedicado a ayudar a los investigadores a desarrollar tecnologías de reciclaje de aguas relacionadas con el espacio. Junto al laboratorio se encuentra el Sistema de Recuperación de Agua de la Universidad Texas Tech, que se ha utilizado para experimentos durante aproximadamente seis años. La instalación también está equipada con sistemas de tratamiento de aguas residuales biológicas compatibles con micro-gravedad, una unidad de osmosis inversa, columnas de intercambio iónico y lámparas de desinfección UV, así como una gran variedad de equipo analítico para pruebas.

Según la NASA en el año 2000 transportar agua en vuelos era costoso. Hay veces que los suministros necesitan ser repuestos. En un viaje a la estación espacial internacional, por ejemplo, un vuelo de transbordador espacial llevó contenedores llenos con 90 libras de agua de emergencia.

El uso de agua está restringido por necesidad. En lugar de tomar duchas convencionales que utilizan un promedio de 50 litros de agua, los astronautas toman baños de esponja, bañándose con un paño húmedo. Una típica ducha en el espacio utiliza menos de cuatro litros de agua.

Sin embargo, el reciclaje, es clave para la supervivencia de los astronautas. Se trata del reciclaje de desechos humanos, así como desechos de animales de laboratorio. Especialistas de la NASA estiman que los residuos de 72 ratas son equivalentes a lo que puede ser reciclado por un humano.

El agua resultante es tratada al estado “prácticamente ultra-pura”.

La NASA está probando su sistema de tratamiento secundario de osmosis directa con un biorreactor de membrana aireada, diseñado por investigadores de la Universidad de Texas Tech y construido por la NASA.

Michael Flynn, un ingeniero investigador de la NASA, explicó que:

Dentro del sistema de recuperación de agua hay un desarrollo conjunto de tecnologías muy prometedoras. En última instancia, estos sistemas continuarán evolucionando y se volverán cada vez más complejos, integrados y más pequeños.

La agencia espacial dice que estas tecnologías están llegando a la Tierra. Los investigadores del Centro Ames de la NASA han instalado el sistema de recuperación de agua de osmosis directamente en su edificio de la Base de Sustentabilidad LEED Platino ubicado en el centro de Investigación Ames. El sistema, dice la NASA, será utilizado junto con otras tecnologías de ahorro de agua, y deberá reducir el consumo de agua en el edificio en más del 90% y “está empezando a impulsar la innovación y los avances de última generación en el reciclaje de agua terrestre”.

Fuente: RWG