La Rioja lidera el ranking nacional con la depuración al 99% de sus aguas residuales

La Rioja cumple con creces en materia de depuración de aguas residuales. El 99 por ciento de las aguas residuales riojanas se depura, y el 96,8 lo hace incluso con un tratamiento secundario o biológico, mucho más riguroso. Aunque la fecha límite de la directiva europea en esta materia es el año 2015, desde el 2010 La Rioja cumple con la norma, y todos sus municipios de más de 2.000 habitantes depuran sus aguas de una forma secundaria. Desde 1998, La Rioja ha invertido más de 150 millones de euros en mejorar sus depuradoras y saneamientos, gracias en gran parte a fondos provenientes de la Unión Europea.

 

©Depuradora / ENRIQUE DEL RO

 

El logro riojano es más llamativo aún si se tiene en cuenta que en 1995 la comunidad sólo depuraba el 38 por ciento de sus aguas residuales. De hecho, nuestra comunidad lidera el ranking nacional en este cumplimiento, seguida de Navarra, Murcia, Ceuta y Melilla. Lo dicen la Comisión Europea y el Ministerio de Medio Ambiente en su informe del 2013, publicado en mayo de este año. La cara negativa, es Andalucía, que aún no limpia el 19 por ciento de sus aguas de desecho, y una de sus provincias, Jaén, no lo hace en un tercio de sus aguas residuales. La Rioja, además, puede presumir de no tener ninguna carta de emplazamiento o sanción.

Superado el reto europeo, el objetivo que se marcó el Gobierno riojano en su Plan de Saneamiento 2007-2015 fue llevar los tratamientos secundarios a poblaciones más pequeñas. «El objetivo son los municipios de más de 300 habitantes, construyendo depuradoras en todos ellos, y actuando también en los núcleos que no tienen ningún tratamiento. Lo estamos cumpliendo», explica José María Infante, director general de Calidad Ambiental.

Leer artículo completo en diario LA RIOJA