La Diputación de Castellon mejora la eficiencia en la gestión de las depuradoras

La Diputación de Castellón ha introducido mejoras en el Servicio de Gestión y Mantenimiento de Estaciones Depuradoras de los municipios menores de 5.000 habitantes. El trabajo que realiza junto con Fomento Agrícola Castellonense (Facsa) ha permitido incrementar la eficiencia medioambiental y energética de las instalaciones, además de mejorar el rendimiento de depuración hasta llegar al 96%.

 

 

809975_1Es importante señalar además que este servicio, que presta Facsa, emplea a más de 90 personas con carácter de continuidad distribuidas por toda la provincia que, junto con el personal del Área Técnica de la Diputación de Castellón, son las encargadas de llevar a cabo las labores de explotación y mantenimiento de las instalaciones.

Esta mañana el vicepresidente provincial de Infraestructuras, Francisco Martínez, ha sacado balance de la actividad del servicio durante 2012 acompañado del director técnico de Facsa, Juan Antonio Llopis.

Eficiencia energética y medioambiental

Tal y como ha destacado el vicepresidente provincial de Infraestructuras, Francisco Martínez, “es importante destacar las mejoras de eficiencia medioambiental que se están impulsando desde la Diputación con la gestión de estas instalaciones, ya que las 8.092 toneladas de fango producidas han podido ser aplicadas en agricultura. Ello ha sido posible gracias a los trabajos de control de los vertidos industriales al alcantarillado y a la implicación de los ayuntamientos, lo que ha evitado la presencia de metales pesados en los lodos y favorecido sus buenas propiedades  agronómicas”.

Además de las mejoras de eficiencia medioambiental, cabe destacar también la eficiencia energética, ya que ha disminuido la energía consumida por el total de instalaciones, pasando de un 0,48 kilowatios hora por metro cúbico a 0,47.

Una reducción del consumo que, tal y como ha explicado Juan Antonio Llopis, director técnico de Facsa, “es importante destacar teniendo en cuenta que se han incrementado en cinco las estaciones depuradoras, con lo cual estamos consiguiendo mejorar también la eficiencia energética además de la medioambiental”.

Esa gestión eficiente se ha traducido en la reducción del coste de mantenimiento de las instalaciones, siendo en 2012 de 5,96 millones de euros, un 6% menos que el año anterior, cuando fue de 5,62 millones. Según Francisco Martínez, “Supone un coste por instalación de 61.795 euros, un gasto que sería inasumible por los ayuntamientos de estos municipios, con lo que se pone de manifiesto una vez más el servicio de la Diputación a los municipios de la provincia”.

Cifras de balance 2012

Durante el año 2012 han funcionado un total de 91 instalaciones de saneamiento y depuración de aguas residuales en municipios menores de 5.000 habitantes de la provincia, lo que supone un incremento de cinco instalaciones respecto a 2011, prestando servicio a más de 80.000 habitantes equivalentes.

El caudal tratado en 2012 en estas instalaciones ha sido de 6,8 millones de metros cúbicos de agua residual, lo que supone una reducción del 5,6% respecto al año anterior. Una reducción que se explica por la disminución del régimen de lluvias y por haber eliminado de la red de saneamiento el caudal de algunas fuentes públicas que únicamente aportaban agua limpia a las depuradoras.

En continua mejora

Dentro del plan de mejora continua de las instalaciones que prestan el  servicio de depuración en poblaciones menores de 5.000 habitantes, destacar como actuaciones más relevantes durante el ejercicio 2012 las siguientes:

1.  Puesta en funcionamiento e incorporación al contrato de cinco (5) nuevas depuradoras de aguas residuales en las poblaciones de:

–    Toga. Coste de la obra: 547.991€.

–    Gaibiel. Coste de la obra: 664.565 €.

–    Vallat. Coste de la obra: 359.215 €.

–    Ayódar. Coste de la obra: 401.761 €.

–    Benitandús (Alcudia de Veo): instalación municipal.

2.  Puesta en marcha de las obras de ampliación y mejora del proceso de depuración, en las poblaciones de:

–    Rosildos (Serra d’Engarcerán). Coste: 358.958 euros.

–    Les Useres. Coste de la obra: 742.585 euros.

Las mejoras en los sistemas de depuración de Rosildos y Les Useres han permitido aumentar los rendimientos de depuración desde el 86 al  97% en el caso de Rosildos y del 70 al 97 % en Les Useres.

3.  Realización de más de 100 actuaciones de mejora en equipamiento y obra civil con un importe de 396.300 euros.

El Periódico Mediterráneo