La Comisión Europea denuncia a Portugal por fallos en el tratamiento de aguas residuales

La Comisión Europea ha llevado a Protugal a los tribunales por sus fallos a la hora de asegurar que las aguas residuales de pequeños núcleos sea apropiadamente tratada. La falta de sistemas de recogida y tratamiento adecuados, requeridos por la legislación desde 2005, pone en riesgo la salud humana, así como la salud ambiental de aguas continentales y marinas.

 

EU_-_Commission_building_gallery_displayLa Comisión Europea denuncia a Portugal por fallos en el tratamiento de aguas residuales.

La Comisión Europea ha llevado a Portugal a los tribunales por sus fallos a la hora de asegurar que las aguas residuales de pequeños núcleos sea apropiadamente tratada. La falta de sistemas de recogida y tratamiento adecuados, requeridos por la legislación desde 2005, pone en riesgo la salud humana, así como la salud ambiental de aguas continentales y marinas. A pesar del buen progreso desde que la Comisión envió una “opinión razonada” en 2009, el panorama actual ha llevado a la Comisión, a petición del comisario de Medio Ambiente Janez Potočnik, a poner el caso en manos del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Bajo la legislación europea de aguas residuales en pequeños núcleos que data de 1991, éstos deberían disponer de sistemas de recogida y tratamiento de sus aguas residuales desde 2005 como muy tarde. Los Estados miembros deben asegurar que los sistemas de recogida nuevos cuenten con un tratamiento secundario a fin de retirar contaminantes que puedan llegar a las aguas marianas o continentales. Las plantas de tratamiento deben ser capaces también de asumir la diferente carga de aguas a tratar en diferentes épocas del año.

Portugal ha sufrido retrasos en la implementación de la legislación. En 2009 la Comisión envió un informe en el que se indicaban 8 localidades de todo el país que no se encontraban conectadas a un sistema de alcantarillado apropiado, así como a 186 localidades que carecían de tratamiento secundario o de capacidad suficiente. Aunque se ha producido un considerable progreso desde 2009, las últimas informaciones apuntan que 52 pueblos aún carecen de un adecuado sistema de tratamiento de aguas, y que en 25 de estas no existe fecha para su implantación, Por ello, la Comisión ha decidido llevar el caso a los tribunales.

Esta constituye la tercera presencia de Portugal en los tribunales por causas relacionadas con el tratamiento de aguas residuales. E las 2 anteriores, referentes a descargas en áreas sensibles (C-220/10) y en áreas no sensibles (C-530/07) respectivamente, las sentencias fueron seguidas de cartas más extensas por parte de la Comisión en vistas de los retrasos en la construcción de plantas de trataamiento.

EUROPA