La ampliación de la planta depuradora de aguas residuales de Baadajoz empieza en octubre

Si se cumplen los plazos previstos en el Ayuntamiento de Badajoz, las obras de ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (Edar) de Caya comenzarán a principios de octubre. La Sociedad Estatal de Aguas de las Cuencas del Sur (Acuasur, antes Hidroguadiana) sacó a licitación la obra el pasado 30 de abril por más de 27 millones de euros y ayer se organizó una visita a las instalaciones para las empresas interesadas en concurrir: se presentaron 44 y 18 de consulting, para la asistencia técnica. Los 27 millones se aportan a partes iguales entre el ayuntamiento y fondos europeos Feder.

 

123941_1

Mientras se ejecuta la obra, que se prolongará durante casi dos años, la planta seguirá funcionando. Así lo aseguró ayer el concejal de Aguas, Francisco Javier Gutiérrez.

Esta será –según el jefe del servicio de Inspección de Aguas, Juan José Gómez– una de las principales dificultades que desanimará a alguna de las empresas (todas eran de ámbito nacional), que visitaron las instalaciones, dado que no existe variante. Gómez calculó que la adjudicación podría estar a mediados de septiembre para que en otoño se puedan realizar trabajos que no requieran excavaciones y movimientos de tierra, por las lluvias. La Edar de Caya se construyó hace 22 años y durante este tiempo sólo se ha sometido a obras de mantenimiento y conservación.

“Cuando se acometa la obra de ampliación, la depuradora tendrá capacidad para atender una población de más de 300.000 habitantes”, recordó el concejal. La actuación contemplan no solo el tratamiento de las aguas residuales, sino también el aprovechamiento del biogás producido para la cogeneración de energía destinada a uso propio y una posible reutilización del agua tratada en la planta para el riego de parques y jardines. Asimismo, se contemplan obras en colectores y tanques de tormenta en Badajoz por 25,9 millones de euros.

Por otro lado, el concejal informó de que ya están terminando las obras del colector del Gurugú, cuyo presupuesto ronda los 500.000 euros, y con las que se pretende solucionar los problemas de la parte alta del barrio y la Luneta con la recogida de aguas residuales.

Gutiérrez Jaramillo comentó que quedaría pendiente Ciudad Jardín, donde hace unos años se sustituyeron las tuberías de la red de abastecimiento de la parte alta del barrio y habría que continuar con la zona “baja”, por los continuos reventones (hace una semana se produjeron tres en menos de 24 horas), según la denominó el concejal, quien aseguró que esta actuación “está en estudio y en proceso y en cuanto podamos tener fondos veremos cómo lo hacemos”.

Además, antes del verano está previsto que se liciten las obras del proyecto Pedanías de Badajoz, que incluye la construcción de nuevas estaciones de tratamiento de aguas residuales en Alvarado, Alcazaba, Novelda y Sagrajas, e impulsiones de Gévora a la Edar de Badajoz y de Balboa a Villafranco.

La Cronica de Badajoz