La Junta espera la autorización del Ayuntamiento de Almería para iniciar la ampliación de la depuradora de El Bobar

La Delegación Territorial Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, ha entregado hoy al Ayuntamiento de Almería la documentación del proyecto definitivo para la construcción de la ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de El Bobar, unas obras que la Junta de Andalucía espera poder iniciar en las próximas semanas, una vez que el Consistorio, como titular de las instalaciones, autorice la entrada del contratista a esta infraestructura municipal para iniciar los trabajos.

 

55646_47035_Instalaciones-de-la-depuradora-de-El-Bobar_GEDAR de El Bobar (Almería)

 

En un escrito remitido al alcalde de Almería, el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, José Manuel Ortiz, le comunica la intención de la Consejería de iniciar las obras “a la mayor brevedad”, tanto para atender las demandas del Ayuntamiento, como por la necesidad de ejecutar la partida presupuestaria prevista para el año 2013.

De todas las propuestas planteadas por el Ayuntamiento al proyecto que se le presentó el pasado 2 de julio, en el documento definitivo se han recogido las consideraciones y propuestas posibles, es decir, las que tienen encaje en el pliego de bases que se aprobó el 10 de diciembre de 2010 y que fue informado favorablemente por el Ayuntamiento, es decir, todas aquellas modificaciones que no ponen en riesgo la financiación de la Unión Europea, financiación que fue concedida en base al pliego de bases.

Para la modificación del proyecto, en los últimos meses se han celebrado varias reuniones en las que han participado técnicos del Ayuntamiento, de la Delegación Territorial, de la UTE UCOP-Sando (adjudicataria de la redacción del proyecto y de las obras) y de Aqualia, la empresa concesionaria del ciclo integral del agua en la capital.

Entre otras propuestas y sugerencias, se ha incorporado una modificación tendente a mejorar el proceso de tratamiento, en base a la experiencia de la planta actual. Asimismo, se ha modificado el cronograma de actividades y del proceso de construcción, con el objetivo de conseguir una mejor coordinación de las obras con la explotación actual de la planta, de manera que las afecciones entre ambos procesos sean las menos posibles. Dicho cronograma se tendrá que actualizar en función de la evolución de los trabajos, debido a la complejidad de la obra.

El pliego de bases para la redacción del proyecto de la estación de El Bobar, como todas las EDAR declaradas de interés general por la Junta de Andalucía, recoge dotar a la planta de un tratamiento secundario que asegure que las aguas residuales cumplen con los parámetros de calidad exigidos en la directiva europea de agua y en la normativa española, ya sea para su vertido, ya sea al mar o la dominio público hidráulico, o para su tratamiento terciario para su reutilización. No obstante, como desde la Junta se promueve la reutilización de aguas residuales para uso agrario, recreativo (campos de golf) o para riego de parques y jardines municipales, la Consejería ha incluido en el proyecto de El Bobar una serie de mejoras para que la planta esté adaptada para incorporar unas instalaciones para el tratamiento terciario. Entre estas mejoras destacan las instalaciones eléctricas que asumirá la Junta y que permitirán dotarla de una potencia suficiente para el tratamiento terciario. Con estas mejoras, los futuros usuarios de las aguas tratadas –el Ayuntamiento o los regantes, que son quienes tendrán que asumir el coste de este tratamiento- se ahorrarán buena parte de la inversión, que ya estará hecha.

En cuanto al sistema de tratamiento de los lodos que genera la depuración de las aguas, tampoco está incluido ni en el pliego de bases ni en el proyecto de obras, ya que se trata de una competencia municipal. De cualquier forma, con la obra de mejora y ampliación se va a mejorar sensiblemente la calidad de los lodos resultantes del proceso de depuración puesto que está prevista la sustitución de los equipos de deshidratación –ya obsoletos- por otros centrífugos de última generación.

Más de 9,2 millones de inversión

El proyecto de ampliación de la depuradora de El Bobar fue declarado de interés de la Comunidad Autónoma de Andalucía por el Consejo de Gobierno de la Junta en octubre de 2010. El importe de la obra de ampliación, incluido el servicio de dirección de obra y control de calidad, asciende a 9.242.847 de euros, inversión cofinanciada por la Unión Europea, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, con un plazo de ejecución de 19 meses.

El objetivo de la ampliación de la EDAR es doble. Por una parte, se aumentará la capacidad de tratamiento en torno a un 50% (de un caudal medio diario de 32.300 metros cúbicos de aguas residuales, a 48.000 metros cúbicos), con lo que podrá atender a una población de más de 321.000 habitantes (en la actualidad puede atender a más de 216.000). Y por otra, se mejorará la calidad del agua bruta para minimizar la producción de olores, mejorando y ampliando el sistema actual de pre-tratamiento de la planta.

Con la ampliación de la capacidad, la planta podrá, atender también las aguas residuales procedentes de la agrupación de vertidos de los siete municipios de la Mancomunidad del Bajo Andarax (Benahadux, Gádor, Huércal de Almería, Pechina, Rioja, Santa Fe de Mondújar y Viator). Para este proyecto de agrupación de vertidos, la Consejería ya acometió la primera fase del proyecto, y en la actualidad lleva a cabo la segunda. Una vez terminada, las aguas residuales de la comarca (entre 7.300 metros cúbicos al día de media y un máximo de 14.500 metros cúbicos) serán tratadas en la EDAR de El Bobar, que atenderá a una población de unos 33.000 habitantes, así como a varios polígonos industriales y comerciales situados en sus términos municipales.

En las obras de agrupación de vertidos del Bajo Andarax se incluyen también actuaciones de recogida de vertidos procedentes de áreas en desarrollo o ya consolidadas en el propio término municipal de Almería.

La Junta completa el ciclo integral del agua

Una vez que se concluyan las obras del Bajo Andarax y las de El Bobar, la Junta de Andalucía habrá dotado a la capital así como a los municipios de su área metropolitana de las infraestructuras hidráulicas necesarias para garantizar que los servicios de abastecimiento y saneamiento de competencia municipal pueden ser prestados con total garantía y calidad.

José Manuel Ortiz destaca el esfuerzo inversor de la Junta de Andalucía en estos años, ya que, además de los más de 46 millones de euros para las obras de abastecimiento y saneamiento del Bajo Andarax y de los más de 9 para la ampliación de la EDAR de El Bobar, el Gobierno andaluz financió también la desalinizadora de Almería, que con una inversión total de 47 millones de euros tiene una capacidad de producción de 20 hectómetros cúbicos suficiente para abastecer tanto a la capital como a los 7 municipios del Bajo Andarax. “En total, una inversión de 102 millones de euros para garantizar el abastecimiento y la depuración de aguas, no sólo a las 230.000 personas que residen actualmente en esta zonas, sino a una población potencial de más de 320.000 habitantes”.