Investigan cómo lograr mayor eco-eficiencia hídrica en la industria citrícola

AINIA, IVEM e Instalaciones Grau, con la colaboración de Anecoop y cuatro cooperativas citrícolas valencianas, se unen para desarrollar un nuevo sistema seguro y eco-eficiente de carácter experimental para reutilizar el agua del lavado de fruta en postcosecha.

 

planta piloto aguas

Las empresas valencianas IVEM (Ingeniería de Verificaciones Electromecánicas y Mantenimientos), Instalaciones Industriales Grau y AINIA centro tecnológico forma un consorcio para desarrollar soluciones sostenibles, eco-eficientes y seguras en la gestión del agua en la industria citrícola. Este consorcio cuenta con la colaboración de Anecoop y las Cooperativas Agrícolas de Bétera, Cheste, Oliva y Llutxent-Otos.

En concreto, el proyecto ECO3WASH tiene por objetivo desarrollar un innovador y eco-eficiente sistema experimental de regeneración de agua de lavado de fruta en postcosecha para su reutilización en los mismos procesos de lavado del producto de una forma segura. El proyecto tiene una duración de tres años.

El sistema está basado en la utilización de un proceso de oxidación avanzada con ozono, una “tecnología limpia” capaz de degradar contaminantes orgánicos de difícil eliminación mediante métodos de tratamiento convencional, incluso aunque estén presentes en muy baja concentración. La aplicación de este tipo de técnicas en aguas industriales está en auge debido a que posibilitan de una forma segura y además sostenible dar tratamiento de regeneración al agua en vista a su reutilización en los propios procesos industriales. El objetivo es demostrar que el nuevo sistema mejora sustancialmente la calidad de las aguas tratadas.

Aguas residuales generadas en los procesos de lavado de cítricos en postcosecha
Las actividades de lavado de productos hortofrutícolas durante postcosecha tienen asociados elevados consumos de agua. Cada instalación puede llegar a emplear una media de entre 1 y 2 metros cúbicos de agua potable por hora. Como resultado del proceso de lavado se generan aguas residuales que se caracterizan por contener compuestos orgánicos, derivados principalmente de la utilización de soluciones fungicidas de síntesis para reducir mermas en producción ocasionada por enfermedades de postcosecha.

La industria citrícola es consiente de la necesidad de mejorar la relación entre los procesos productivos y el medio ambiente, y en este caso concreto con el recurso hídrico. Además, busca adelantarse y establecer planes de actuación ante futuras restricciones legislativas procedentes de la Unión Europea en materia de uso de compuestos orgánicos en procesos de postcosecha. Es importante indicar que la mayor parte de los mercados, tanto nacionales como internacionales, están buscando aquellos productos que no sólo satisfagan sus necesidades, sino que se produzcan de manera sostenible: La sostenibilidad es una demanda de los consumidores hacia el sector industrial.

¿Existe la posibilidad de reutilización de agua en el propio proceso industrial?
Si bien en la actualidad la normativa respecto a la utilización de agua de calidad “potable” (según el RD 140/2003) para el lavado de fruta y hortaliza ha impedido, de momento, la posibilidad de reutilizar agua; se espera que el desarrollo de nuevos métodos, técnicas y equipos pueda garantizar agua con la calidad necesaria para ser reutilización en el propio proceso industrial tras el tratamiento de regeneración, de forma que se minimice el impacto negativo sin alterar la calidad del producto citrícola. Este es precisamente el objetivo que persigue el proyecto ECO3WASH.