García Tejerina: La puesta en marcha de la EDAR de Burgos da respuesta a las exigencias de una buena gestión del Ciclo del Agua

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha inaugurado esta mañana la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Burgos y su Alfoz, donde ha subrayado que la puesta en marcha de esta instalación da respuesta a las exigencias de una buena gestión del Ciclo del Agua, “una gestión esencial para lograr un desarrollo sólido y sostenible”.

 

  • Subraya la importancia de esta planta, que va a ofrecer posibilidades de tratar más agua y de mejor calidad y que dará servicio a más de un millón de habitantes equivalentes.
  • Señala que en los trabajos realizados se han invertido 57 millones de euros, y que el Ministerio invierte casi 100 millones de euros en total en la ciudad de Burgos en materia de agua en colaboración con otras administraciones.
  • García Tejerina recalca que la depuración es una prioridad absoluta de las políticas del Gobierno en materia de agua y ambientales, algo que incide de forma directa en el bienestar de todos los ciudadanos y resulta vital para el mantenimiento del buen estado de los ecosistemas.

Durante la inauguración, la Ministra ha estado acompañada del alcalde de Burgos, por la delegada del Gobierno en Castilla y León y por el consejero de Fomento y Medio Ambiente de esta comunidad autónoma.

García Tejerina ha subrayado la importancia de esta planta, ya que va a ofrecer posibilidades de tratar más agua y de mejor calidad, “porque lo importante no es sólo el aumento de la capacidad sino la mejora de todos los tratamientos consecutivos”. Para la Ministra, tener agua más saneada contribuye a la protección de los ríos, lo que beneficia al conjunto de la sociedad.

EDAR DE BURGOS
Según ha apuntado García Tejerina, hoy es un día importante para Burgos porque va a tener más posibilidades de crecer, al mismo tiempo que se mejora el entorno medioambiental de los ríos que confluyen en esta ciudad.

En los trabajos realizados se han invertido 57 millones de euros, cofinanciados por el Ministerio con fondos europeos y por el Ayuntamiento burgalés. Con esta inversión, Burgos cuenta con una infraestructura que le permite cumplir con las directivas europeas respecto a la calidad de las aguas residuales.

Además, la nueva EDAR puede atender ya a más de un millón de habitantes equivalentes, frente a los 833.000 anteriores. Asimismo, el caudal máximo diario de la estación depuradora pasará de 118.000 m3 a 156.000 m3, además de permitir tratar el 100% del agua de lluvia.

Para ello, se han remodelado y ampliado el sistema de pretratamiento de las aguas residuales, se ha implantado un nuevo tratamiento biológico que posibilita la eliminación de nutrientes, y se ha instalado un tratamiento terciario con desinfección de las aguas mediante ozono y rayos ultravioletas, para su posible reutilización en usos internos de la planta y otros que contemple el propio Ayuntamiento.

Al mismo tiempo, se han realizado trabajos de mejora del entorno medioambiental y de la red viaria, como el acondicionamiento de la ribera de los ríos Arlanzón y Ubierna y la mejora de las conexiones de la EDAR y sus poblaciones cercanas.

CICLO DEL AGUA
Por otra parte, García Tejerina ha destacado el esfuerzo que se está realizando en la ciudad de Burgos en relación con el Ciclo del Agua, con una inversión que ronda los 100 millones de euros entre el Ministerio y el resto de administraciones. De esta forma, “Burgos queda preparada, como pocas ciudades en España, para disponer de agua de abastecimiento que permita el desarrollo económico”.

Así, y junto a la EDAR hoy inaugurada, se suman otros proyectos que el Ministerio tiene en marcha en la ciudad, en colaboración con el Ayuntamiento y la Sociedad Municipal de Aguas de Burgos, que concluirán en breve: el anillo de abastecimiento y el nuevo depósito de regulación de Cortes, de 40.000 m3 de capacidad, con una inversión de 21,5 millones de euros; y la conexión de los municipios del Alfoz con la EDAR, en la que se han invertido casi 17 millones de euros.

Para García Tejerina, ambos proyectos son un buen ejemplo de planificación rigurosa, gestión eficiente y diálogo con todas las partes implicadas. En este sentido, la Ministra está convencida de que compartir entre todos los españoles la fuente de riqueza ambiental y económica que proporciona el agua es el fundamento de una política del agua sólida, solidaria, inteligente y de futuro.

A ello responden los Planes Hidrológicos, que permiten conocer y fijar los objetivos ambientales, que son luego implementados con las infraestructuras hidráulicas necesarias para tratar y administrar adecuadamente este “valioso y escaso recurso”.

DEPURACIÓN
En este ámbito, García Tejerina ha recalcado que la depuración es una prioridad absoluta de las políticas del Gobierno en materia de agua y ambientales, algo que incide de forma directa en el bienestar de todos los ciudadanos y resulta vital para el mantenimiento del buen estado de los ecosistemas. Por ello, el Gobierno ha promovido actuaciones en esta materia en todo el territorio nacional. En  el caso concreto de en Castilla y León, el Ministerio ha invertido más de 500 millones de euros entre 2012 y 2015. Y en 2016 hay más de 100 millones presupuestados.

Y en el marco del Plan de Medidas para el Crecimiento, la Competitividad y la Eficiencia (Plan CRECE) el Ministerio ha impulsado en 2015, en Castilla y León, 14 actuaciones cuyo presupuesto asciende a 143 millones de euros, de los que 80 millones ya se han invertido. Dentro de este mismo plan, se van a acometer en esta comunidad, en los próximos años, 15 nuevas actuaciones de depuración por valor de 105,4 millones de euros. Entre ellos, la ampliación de la EDAR de Miranda de Ebro y la nueva EDAR de Trespaderne.

Por otro lado, García Tejerina ha asegurado que la presa de Castrovido (Burgos) estará concluida en 2017. En estos momentos se llevan invertidos en esta infraestructura 205 millones de euros, de los 230 millones estimados.