España necesita mil puntos de depuración en los próximos años

España necesita cerca de mil puntos de depuración de agua en el conjunto del país, según ha anunciado el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, que ha dicho que “lo que más” se requiere en este ámbito son depuradoras. En una entrevista con Europa Press, ha explicado que el objetivo es avanzar en depuración porque además de la “gran dejación que este Gobierno se encontró” al inicio de legislatura había un “retraso grande” en esta otra cuestión.

 

federicooSecretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos

 

A este respecto, ha precisado que se puede hablar de una necesidad de unos 1.000 puntos nuevos aunque con una misma estación depuradora se pueden atender varios puntos.

Ante esta necesidad, ha indicado que en este momento se está negociando el periodo de fondos FEDER de la Unión Europea para el periodo 2015-2020 y, en este sentido, ha dicho que, en materia de agua, el presupuesto se dedicará, junto a otros presupuestos complementarios de España, “en su mayor parte” a depuración porque, como ha recordado, es una de las necesidades ambientales que más afectan a la calidad del medio ambiente. “En agua hay que ser muy serios, tanto en planificación, como en depuración”, ha sentenciado.

 

CAMBIO EN LA LEY DE AGUAS

En el marco de la entrevista, el secretario de Estado ha anunciado cambios en la Ley de Aguas que aún están en fase de discusión. Esta modificación normativa se dirigirá entre otras cuestiones a la mejora de la situación del agua urbana y del ciclo urbano del agua. Ramos ha añadido que esto podría plasmarse en una reforma normativa o “en otros tipos de instrumentos” pero, en definitiva, ha destacado que el Gobierno debe avanzar en una “mejor coordinación y utilización del agua en alta”.

Además, se ha referido a las desaladoras, a las que ha definido como “unos jugadores nuevos en el sistema que, quien las construyó no supo incluir en el sistema ni qué destino darle”. En este sentido, ha criticado al Ejecutivo anterior porque lo fácil fue construirlas, pero lo difícil es saber como utilizarlas.

Leer artículo completo en diario ECOTICIAS