Emarasa urge al Consell obras para reducir el mal olor en la depuradora de Rincón de León

El consejo de la empresa mixta de aguas residuales, Emarasa, acordó ayer solicitar a la Entidad de Saneamiento de Aguas (Epsar) de la Generalitat la financiación de actuaciones por valor de 6 millones de euros en las depuradoras de Rincón de León (4 millones) y de Orgegia (2 millones de euros). En cuanto a las instalaciones de San Gabriel, una de las actuaciones que se demandan es la rehabilitación de dos digestores de fangos para minimizar la producción de olores, de la que se quejan los vecinos del entorno.

 

emarasa-urgeVista exterior de la depuradora de Rincón de León./ ISABEL RAMÓN

 

Desde Emarasa explican que esta última actuación tiene un presupuesto de 1,7 millones de euros y también ayudaría a la reducción de emisiones de efecto invernadero.

Otra de las actuaciones que se solicitarán a la Generalitat es desdoblar la estación de bombeo de San Gabriel como garantía en caso de avería del actual y evitar así vertidos directos. En Monte de Orgegia se proyecta una nueva estación de bombeo en la Condomina, junto al barranco del Juncaret, que descargue a la actual estación del camino de Benimagrell, que se colapsa con lluvias intensas, y renovar la parte terrestre del emisario de urgencia del Cabo de las Huertas.

Según los datos de Emarasa, un 30% del agua depurada en ambas instalaciones –26.000 metros cúbicos– se ha reutilizado para riego agrícola y de parques y jardines. Aunque desde la empresa mixta sostienen que el uso de agua regenerada se ha incrementado, desde Esquerra Unida, el edil Miguel Ángel Pavón ve «excesiva» la cantidad de agua que acaba vertiéndose en el mar».

Este último criticó que «tras más de 15 años sigan sin funcionar dos de los cuatro digestores de fangos proyectados en 1997 en Rincón de León» y puso en duda que «la Epsar vaya a financiar nada ante la bancarrota de la Generalitat».

Leer artículo completo en diario INFORMACIÓN