Eliminación de contaminantes emergentes y patógenos en residuales mediante bioxidación avanzada y fotocatálisis.

El suministro de agua potable es uno de los problemas más importantes que afecta a la humanidad, debido a la limitada disponibilidad de los recursos hídricos y a la contaminación provocada después de su utilización. Los denominados contaminantes emergentes, como por ejemplo los productos farmacéuticos y sus metabolitos derivado, han despertado especial preocupación debido a que no se eliminan en las estaciones depuradoras y que su naturaleza no biodegradable, hace que se produzca su bioacumulación en la cadena alimentaria.

 

 

Fig1_FMartinez_URJC

En el área de la desinfección, también existen casos de microorganismos patógenos emergentes como el Crypstosporium y Giarda que son muy resistentes a los procesos de desinfección tradicionales como la cloración y la ozonización. Estudios recientes proponen la viabilidad de procesos biológicos avanzados que proporcionen una mayor eliminación de los contaminantes químicos emergentes y la aplicación de procesos fotocatalíticos para la eliminación de contaminantes biológicos patógenos (desinfección) y de contaminantes químicos emergentes remanentes después de la depuración biológica.

Recientemente se ha despertado una gran preocupación por la presencia de determinados contaminantes químicos emergentes en casi todo tipo de aguas. Entre estos contaminantes están hormonas, compuestos farmacéuticos y sus metabolitos derivados, procedentes de industrias, hospitales e incluso de aguas residuales urbanas. Estos compuestos se han detectado en niveles de concentración bastante bajos (ng/L) en los efluentes de vertido de las EDAR y en aguas potables, lo que indica que no son biodegradables. Aunque aún no se conocen con certeza sus efectos, se sabe que alteran las funciones endocrinas de los organismos acuáticos y de los seres humanos, y que se acumulan en la cadena alimentaria, con los consiguientes riesgos que supone. En este sentido, cabe destacar la reciente incorporación de diclofenac, 17-beta-estradiol (E2) y 17-alpha-ethinylestradiol (EE2) en la primera lista de observación de la Comisión Europea, para recabar datos que faciliten la determinación de medidas adecuadas para afrontar el riesgo que suponen dichas sustancias.

Desde la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, un grupo de investigadores del Departamento de Tecnología Química y Energética, Tecnología Química y Ambiental y Tecnología Mecánica, coordinan el proyecto Embiophoto financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación (2012-2014) para la eliminación de contaminantes químicos emergentes y elementos patógenos fuertemente resistentes a las técnicas habituales de desinfección, mediante procesos integrados de biooxidación avanzada y fotocatálisis. Dicho proyecto cuenta con la participación de dos grupos de investigación de reconocido prestigio en procesos fotocatalíticos de depuración de aguas (Plataforma Solar de Almería del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas) y de monitorización e inactivación de microorganismos parásitos responsables de enfermedades de trasmisión hídrica (Departamento de Microbiología y Parasitología de la Universidad de Santiago de Compostela).

Puedes leer el artículo completo en El Agua de Madri+d

.