El Ministerio informa de que la depuradora de Almonte verterá las aguas “totalmente depuradas” este verano

El alcalde de Almonte, José Antonio Domínguez Iglesias, ha recibido este martes la visita de José Ramón Barro, de la Dirección General del Agua del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), director de obra para el proyecto de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Almonte, y de Miguel Ángel Llamazares, de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG).

 

José Ramón Barro ha apuntado que está previsto que la próxima primavera tenga lugar la entrada en funcionamiento de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Almonte para que, de acuerdo con el tiempo que requiere el proceso biológico de la estación, “en el verano se viertan las aguas totalmente depuradas”.

Ambos técnicos han informado al alcalde de que se está trabajando “concienzudamente” para hacer posible cuanto antes la finalización de estas obras, para lo cual proceden ahora a la evaluación de todas y cada una de las actuaciones que hay pendientes, además del estado de conservación de equipos y maquinaria eléctrica que lleva dos años sin funcionar, según ha informado el Consistorio en una nota.

Al tratarse de un sistema de depuración biológica, deberán pasar unos meses entre la entrada en funcionamiento de las instalaciones y el resultado completo de la depuración, por lo que, según los cálculos, será el próximo verano cuando las aguas residuales salgan depuradas al “cien por cien”, gracias a que la estación entre en funcionamiento en el primer trimestre de 2013.

Al término de la reunión, el alcalde ha manifestado su agradecimiento “por la prontitud y empeño” con que el Ministerio se ha hecho cargo de unas obras “que tenía que haber terminado hace años la Junta de Andalucía; debido a la dejadez e inoperancia de algunos tenemos que resolver otros este problema, como está sucediendo en otras muchas áreas”.

Para el actual equipo de gobierno de Almonte, “se trata de una obra a todas luces prioritaria por la importancia de Doñana y porque las aguas residuales de Rociana y de Bollullos llegan a Almonte”.

A su juicio, es “lamentable” que las dos poblaciones más importantes de Doñana, como son Almonte y Bollullos, estén “aún sin depuradoras, pese a que los gestores públicos socialistas recibieron en su día los fondos para ejecutar las obras y poner en marcha las instalaciones”.

Finalmente, el alcalde ha realizado una visita a las instalaciones de la depuradora acompañado por los técnicos del Ministerio y por el concejal de Agricultura y Medio Ambiente del Ayuntamiento almonteño, José Joaquín de la Torre.

Fuente: LA VANGUARDIA