El Govern justifica la subida del agua y limita futuros incrementos al IPC

El director de la ACA, Leonard Carcolé, ha justificado este miércoles el aumento del recibo del agua por las infraestructuras construidas en los últimos años que están por pagar.

 

 

Asimismo, ha limitado futuros incrementos a la actualización del IPC y del precio de la energía.

En declaraciones a los periodistas, Carcolé ha precisado que la subida media del 18,2% aprobada este martes en el pleno del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) –la tercera subida en un año y que supone un aumento acumulado del 25% en el recibo– corresponde al traslado a los ciudadanos del acuerdo adoptado por el consejo de administración de la ATLL en julio, por lo que lo ha desvinculado de la privatización de la gestión emprendida.

La ATLL, que lleva agua a las casas de 4,5 millones de personas del área metropolitana de Barcelona, decidió aumentar el precio de venta del agua en alta en un 70% a las distribuidoras, y éstas repercuten ahora al consumo en baja parte del incremento, ya que la captación en origen representa solo una tercera parte del coste de la distribución, ha señalado Carcolé.

El gerente se ha mostrado muy crítico con el anterior Govern, al que ha acusado de aprobar incrementos de la tarifa necesarios para acometer la construcción de infraestructuras hidráulicas –buena parte de las mismas fruto de la sequía que asoló Catalunya entre 2007 y 2008– y posteriormente no aplicarlos.

“Es como ir a un restaurante, tomar una buena comida, y marcharse sin pagar”, ha indicado, asegurando además que el anterior consejo de administración de la ATLL dio su visto bueno a un incremento del precio del agua del 110% entre 2007 y 2012 pero solo hizo efectivo un 40%.

Las inversiones realizadas, por un valor inicial de 602 millones de euros, ascendieron finalmente a 982 millones, y actualmente la ATLL debe 110 millones a proveedores, tiene una deuda bancaria de 680 millones y, además, no ha recibido 60 millones de los fondos de cohesión europeos que estaban previstos para este año.

Carcolé no ha cuestionado la necesidad de realizar las obras que se acometieron, entre ellas la construcción de la desalinizadora de El Prat de Llobregat y la conexión Trinitat-Fontsanta bajo la montaña de Collserola, pero ha evidenciado la “urgentísima necesidad” que tenía la ATLL de actualizar los precios del agua, algo que solo se ha hecho tras frenar inversiones prescindibles y reducir los gastos internos en cerca del 20%, ha añadido.

La actualización de tarifas permitirá a partir del próximo año que la ATLL ingrese 135 millones de euros al año, frente a los entre 60 y 70 millones que ingresaba en 2006, y de este modo estabilizar las finanzas para que los futuros aumentos del precio solo se realicen en base al IPC y al precio de la energía, ha asegurado.

PRIVATIZACIÓN EN MARCHA

Carcolé ha dicho desconocer si finalmente podrá licitarse la gestión de la ATLL a Acciona antes de que finalice el año, tal y como estaba previsto después del concurso público al que también optaba Agbar –empresa que ha llevado a los tribunales el proceso–, aunque ha reconocido la importancia de cerrar la operación lo antes posible para que la Generalitat pueda contabilizar los 1.000 millones de euros que cuesta la operación en los presupuestos de este año y el nuevo gestor empiece a trabajar el 1 de enero.

La Generalitat sacó a la venta la gestión de la ATLL por un periodo de 50 años, si bien la concesionaria solo debe pagar en un primer momento 300 millones de euros y los 700 millones restantes los abonará en sucesivas cuotas.

Acciona hizo una oferta en la que se contemplaba un posible aumento del recibo del agua cercano al 10,75% de media –Agbar lo hizo por un valor del 23,4%–, lo que implica que desde los 0,64 euros por metro cúbico que se pagan actualmente tras la subida de julio se pasará a pagar, como mínimo, 0,70 euros en un plazo de dos años.

Carcolé ha precisado que dicho incremento corresponde a subidas del orden del IPC, y ha explicado que el concurso público incluye al detalle las fórmulas para futuros aumentos, por lo que ha garantizado que con el encarecimiento actual se cumple con la necesidad de hacer viable la ATLL.

Fuente: EUROPAPRESS