El fin de los ríos de aguas residuales (Br)

Un antiguo sueño de los ambientalistas y ciudadanos cariocas, el tratamiento de las alcantarillas de la Zona Oeste ya es una realidad por las calles de la región. Por medio de una alianza entre el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Río, diversas calles de Recreio dos Bandeirantes, Santa Cruz y otras áreas ya están con obras que impedirán que se vierta el agua de las alcantarillas in natura en los ríos del complejo lagunar en la región, que durante décadas amenazaba acabar con la vida marina en las reservas ecológicas de Barra da Tijuca y adyacencias.

saneamento-600x400

El Ayuntamiento se encargó de 21 barrios de la Zona Oeste. Foz Águas 5 ganó la licitación para organizar el sistema de recogida y tratamiento de alcantarillas de Santa Cruz y barrios cercanos. La empresa ya ha iniciado el registro de habitantes de la región que, a fecha de hoy, vierten las aguas residuales en pozos y en la red de aguas pluviales. La expectativa es actualizar los datos de 325 mil usuarios y, con ello, prestar una mejor atención y planear con más precisión y eficiencia la expansión de la red de recogida y de tratamiento de alcantarillas. Se aplicarán los recursos en la construcción y reforma de 10 Estaciones de Tratamiento de Alcantarillas, 2.100 km de red de recogida y 142 de bombeo.

El alcance de alcantarillas tratadas en Paciência, Santa Cruz y Vala do Sangue también ha aumentado, beneficiando a 150 mil habitantes. Las intervenciones forman parte del Programa “Saneamiento para Todos”, del Ministerio de las Ciudades, con inversiones de 280 millones de reales del Gobierno Federal y del Ayuntamiento. En total, se están implementando más de 250 km de nuevas redes de recogida, de los cuales 60 km ya han sido concluidos.

– Veía las obras aquí en mi calle, pero no sabía para qué eran. Vivo en Santa Cruz desde hace 60 años, y cuando llegué no había luz, asfalto, nada. La alcantarilla, en aquel entonces, era a cielo abierto. Hoy todo ha mejorado mucho, pero no estaba bien tirarlo todo en los ríos. Hoy en día, eso no tiene más cabida. Me satisface el hecho de estar cuidando del medio ambiente, ya que es el futuro de nuestros hijos y nietos que está en juego – celebra Cirene Delfino, 64 años.

Foz Águas 5 ya ha concluido la reforma de la Estación de Alcantarillado en Deodoro, donde tendrán lugar diversas pruebas de las Olimpiadas como hípica, ciclismo de montaña y varias otras. Además de eso, RioÁguas ha iniciado la instalación de sistemas de recogida en calles de Santa Cruz.

– Esas obras son fundamentales no sólo para las Olimpiadas, sino también para el futuro de la ciudad. Serán uno de los mayores legados de los Juegos para la población necesitada de Río – afirma el director de obras de RioÁguas, Wilmar Lopes.

Cedae se encargará de Barra da Tijuca, Jacarepaguá, Recreio dos Bandeirantes y Vargens Grande y Pequena. Las obras también ya han empezado hace tiempo. Según el presidente de la Compañía, Wagner Victer, en el 2007 – cuando la ciudad era sólo candidata a la sede de los Juegos – la región no tenía ningún sistema de alcantarillado. Hoy ya alcanza el 80% y llegará al 100% hasta el 2015.

– Elevaremos la calidad del complejo lagunar no sólo de las áreas olímpicas, pero ya previendo todo el desarrollo de la región por los próximos 30 años – concluye Victer.

Las obras de macrodrenaje del Programa de Recuperación Ambiental de la Cuenca de Jacarepaguá también están recuperando los 2,6 km de Rio Pequeno, afluente del Rio Grande que desemboca en las lagunas de la región. Otros tres canales de la Zona Oeste, Rio Cação Vermelho, en Cosmos y otros dos en Guaratiba, fueron desobstruidos gracias a la retirada de 12.400 metros cúbicos de material sedimentado, representando la limpieza de 2,9 km de cauce de agua.

Ciudad Olímpica