El Concello diseña una ordenanza de saneamiento y depuración de aguas

El Concello de O Grove, que hace apenas un año puso en marcha la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Ostreira, prepara ahora una ordenanza para regular tanto el saneamiento como el tratamiento que se aplica a las aguas sucias de la localidad, tratando de adecuar la normativa municipal a la autonómica.

 

Estación Depuradora de Aguas Residuales de Ostreira

De este modo la Administración local se dispone a ajustarse a la legislación vigente, orientada a “dar satisfacción a la ciudadanía en sus necesidades de agua potable de calidad y en todo lo que implica la depuración y saneamiento de las aguas residuales resultantes del consumo urbano disponiendo de sistemas eficaces de abastecimiento, depuración y saneamiento”.

Esto implica, lógicamente, disponer de mecanismos o sistemas de aducción, potabilización y distribución de agua potable, así como de alcantarillado, colectores, depuradoras y conducciones de vertidos fecales o residuales.

Prestación y previsión

Se trata así de que O Grove pueda disponer de un articulado en el que se regulen aspectos como el régimen de prestación del servicio, los supuestos de suspensión de esta prestación y la previsión de abastecimiento en situaciones de emergencia.

El reglamento, que debe someterse aún a consideración del pleno de la corporación, también debe incorporar todo lo necesario para regular la red pública de tomas de agua, detallar las características del régimen de contratación por parte de los usuarios y determinar el régimen de implantación y funcionamiento de los mecanismos de medición directa del consumo efectivo.

Artículo completo en FARO DE VIGO