El agua residual, una fuente de bacterias resistentes a los antibióticos

El agua residual de las ciudades y los hospitales libera al ambiente algunas bacterias resistentes a los antibióticos, según revela un estudio de Francia. Y aunque las plantas de tratamiento reducen esa posibilidad, el proceso potencia la proporción de bacterias resistentes. El estudio se concentró en la E. coli, bacteria que reside en los intestinos.

 

CEl agua residual, una fuente de bacterias resistentes a los antibióticos.

 

El agua residual de las ciudades y los hospitales libera al ambiente algunas bacterias resistentes a los antibióticos, según revela un estudio de Francia. Y aunque las plantas de tratamiento reducen esa posibilidad, el proceso potencia la proporción de bacterias resistentes.

El estudio se concentró en la E. coli, una bacteria que reside en los intestinos de muchos animales saludables y los seres humanos, pero algunas de sus cepas contaminan los alimentos.

La resistencia a los antibióticos que desarrollan algunas bacterias, incluida la E. coli, es un problema creciente. Las bacterias pueden adquirir los genes de la resistencia de otras bacterias portadoras. También se puede propagar a través de los cultivos irrigados con agua que contiene esos microorganismos.

“Estas bacterias multirresistentes son las que más se detectan en los hospitales de Francia y de muchos países”, dijo el autor, Xavier Bertrand, microbiólogo de la Universidad del Franco Condado, Besanzón, Francia.

En Clinical Infectious Diseases, el equipo de Bertrand publica los resultados de la reunión y el análisis de las muestras de 11 sitios de la red de agua residual de Besanzón. Dos de esos sitios contenían agua de hospitales universitarios. El resto provenía de la ciudad y la lluvia. El agua estudiada no se había utilizado en granjas. Las muestras se recolectaron semanalmente durante 10 semanas.

Leer artículo completo en Terra