Diputado demanda tecnología más eficiente para tratar aguas residuales

En entrevista, Orihuela expuso que 60 por ciento de las dos mil 29 plantas tratadoras de aguas residuales en el país no funciona y otro gran porcentaje de las restantes lo hace a medias por los altos costos de energía eléctrica, cuando podrían generar ésta a partir del gas metano que las propias aguas generan.

 

 

Nota2-Lun15.08.11

 

La Comisión de Agua Potable y Saneamiento de la Cámara de Diputados plantea incluir en la nueva ley de aguas nacionales normas para hacer más eficiente el uso de tecnologías para el tratamiento de aguas residuales.

El integrante de esa instancia, el perredista Javier Orihuela, indicó que específicamente se proponen incluir la obligación de aplicar aquellas que combinen procesos aeróbicos con anaeróbicos.

Con ello, dijo, se evitarían las emisiones a la atmósfera, se captaría el gas metano, se utilizaría éste para generar electricidad y ésta se aprovecharía para el funcionamiento de las propias plantas y otros servicios municipales.

Además bajarían los costos de operación, eventualmente se obtendrían remanentes para los propios municipios y se disminuiría la contaminación al medio ambiente al poner en operación a la totalidad de plantas existentes en el país.

En entrevista, Orihuela expuso que 60 por ciento de las dos mil 29 plantas tratadoras de aguas residuales en el país no funciona y otro gran porcentaje de las restantes lo hace a medias por los altos costos de energía eléctrica, cuando podrían generar ésta a partir del gas metano que las propias aguas generan.

Recordó que gran número de esas plantas están a cargo de los municipios del país, la mayoría de ellos en quiebra, por lo que sus gobernantes lo primero que recortan son los gastos en electricidad, entre ellos los de las plantas tratadoras.

Debido a ello sólo se da tratamiento a 20 por ciento del ciento por ciento de aguas residuales que se colecta en todo el país, sobre todo con plantas aerobias que, en el proceso, generan emisiones de efecto invernadero a la atmósfera por el tipo de tecnología que usan.

El diputado federal enfatizó en la necesidad de crear conciencia entre la población, pero sobre todo entre las autoridades municipales, a fin de que tengan cuidado sobre la tecnología que les venden y usan en las plantas tratadoras.

De acuerdo con Javier Orihuela, legisladores de la Comisión de Agua Potable y Saneamiento también proponen que se instale una planta que combine ambos procesos en el Lago de Xico, que sirve como vertedero de las delegaciones capitalinas Tláhuac y Milpa Alta, así como de municipios del Estado de México, entre ellos Chalco y Valle de Chalco.

Estimó que de esa manera se recuperaría el valor no sólo turístico y ambiental de la zona, sino sobre todo productivo y sanitario de sus aguas.

El legislador explicó que con una planta tratadora de aguas residuales con base en sistemas anaerobios las aguas se podrían utilizar para una agricultura apegada a las normas sanitarias, reintroducir especies acuáticas y reactivar y potenciar el turismo, entre otros beneficios.

 

.