Crean purificador que suministraría agua potable en zonas rurales

En un intento por buscar una solución a una problemática del municipio de Guayabetal, donde según el Plan de Desarrollo de la región, cerca del 80% de la población escolar sufre o ha sufrido de parasitosis intestinal a causa del consumo de agua no potable y por malos hábitos de higiene; investigadores de la Universidad Nacional desarrollaron un novedoso mecanismo.

 

0f43dfcbac4ea57664dd14906cf31491El proyecto fue desarrollado por estudiantes de la Universidad Nacional.

 

En un intento por buscar una solución a una problemática del municipio de Guayabetal, donde según el Plan de Desarrollo de la región, cerca del 80% de la población escolar sufre o ha sufrido de parasitosis intestinal a causa del consumo de agua no potable y por malos hábitos de higiene; investigadores de la Universidad Nacional desarrollaron un novedoso mecanismo.

Se trata de un dispositivo, creado por Karen Díaz, José Salgado, Camilo Amaya, Daniel López, Daniela Aguirre, Jorge Pinzón, William Sotelo y Sergio Jiménez, estudiantes de la Facultad de Ingeniería; que posibilitaría proveer de agua potable libre de metales pesados a las zonas rurales del país, mientras es alimentado por un panel solar, debido a que no en todo el territorio se cuenta con servicio de energía eléctrica.

La medida serviría para mitigar la problemática que además incluye el alto costo hospitaliario que configura la tasa de mortalidad por esta causa, que según el centro de salud de la zona, es de cerca de 500 millones de pesos.
En parte, esto se debe a que en las 27 veredas del área rural el abastecimiento de agua se realiza mediante captaciones por tanques, desarenadores y redes de conducción por mangueras, y buena parte de la población la consume directamente, sin ningún tipo de tratamiento.

Para conseguir agua de mejor calidad, el aparato diseñado en la Universidad Nacional de Colombia cuenta con dos filtros y una lámpara ultravioleta alimentada por energía solar. Consta principalmente de un cilindro, el cual tiene un filtro de lecho empacado que remueve las partículas sólidas y disminuye la turbiedad del agua.

Posteriormente, el líquido pasa por un proceso de desinfección por medio de una lámpara ultravioleta, con el fin de eliminar diferentes microorganismos causantes de las principales enfermedades asociadas con el consumo de agua no potable, tales como la diarrea, la parasitosis intestinal y la anemia.
La lámpara ultravioleta es alimentada por un panel solar, debido a que en ciertas partes del territorio no se cuenta con servicio de energía eléctrica, y si existe, las fallas son permanentes y pueden durar varios días. Luego de la desinfección se lleva el líquido a un segundo filtro, en este caso de carbono activado, el cual remueve los residuos orgánicos que quedan luego de la radiación ultravioleta.

El objetivo de este proyecto, bautizado como “Aquapur”, es que cada uno de estos núcleos familiares cuente con un dispositivo en su hogar, el cual será instalado en la parte externa de su casa o finca, para que puedan disponer de agua de mejor calidad, sin que deban realizar ningún trámite.

“Nuestro plan es trabajar de manera conjunta con las alcaldías de los municipios que, como Guayabetal, carecen de agua potable para su población rural, con el fin de que sea una alianza a largo plazo. Para las alcaldías es beneficioso apostar por Aquapur, ya que no solamente llevan agua potable a sus habitantes, sino que también mitigan los altos costos hospitalarios generados por el consumo de agua que no cumple con las condiciones de salubridad”, apuntó Sergio Jiménez, coordinador del proyecto.

Este artículo ha sido publicado en El Espectador