Convertir depuradoras en ‘fábricas’ de fósforo

El fósforo es una materia prima sensible para la competitividad de sectores como el agrícola, y Europa hace tiempo que es deficitaria y tiene que importar la mayor parte de su consumo de terceros países.

 

planta experimental en rubi

La compañía Depuradoras de Aguas del Mediterráneo (DAM) acaba de desarrollar una tecnología, en colaboración con las universidades de Valencia y Lyon (Francia), que logra recuperar el fósforo de las aguas residuales y abre la vía a reutilizarlo como fertilizante.

La solución de DAM se basa en un proceso de cristalización que da como resultado estruvita, un fosfato de magnesio y amonio hexahidratado. «La novedad reside en que, aunque hay distintas variantes del proceso, dependiendo del momento en que se obtienen las fuentes del fósforo, hemos intentado gestionar el fósforo dentro de la depuradora, mientras que en otros casos no se ha optimizado esa disponibilidad», afirma a INNOVADORES la responsable de I+D+i de DAM, Laura Pastor.

La compañía valenciana estudia con el centro tecnológico IVIA la viabilidad de aplicar los fangos procedentes de la depuración, ricos en nitrógeno y fósforo, a la agricultura. Las reservas de rocas fosfóricas son cada vez de más baja calidad y países como China, Marruecos y Estados Unidos están consiguiendo controlar el mercado, de ahí el interés que despierta esta materia prima para la Plataforma Europea del Fósforo Sostenible, con la que colabora la empresa española de depuración de agua.

Leer artículo completo en EL MUNDO