Cocaína y metanfetamina en el agua potable de Nueva York

Los datos de un estudio sobre la presencia de drogas ilícitas en el agua tratada por las plantas de purificación muestran que no solo no se eliminan por completo, sino que el uso de drogas por ejemplo en Nueva York supera las estimaciones. El estudio en cuestión analizó la presencia de los rastros de drogas ilícitas populares en Nueva York a partir de dos plantas purificadoras.

 

nueva_york_gettyEl estudio sugiere que el consumo de drogas en Nueva York supera las estimaciones.

 

Los datos de un estudio sobre la presencia de drogas ilícitas en el agua tratada por las plantas de purificación muestran que no solo no se eliminan por completo, sino que el uso de drogas por ejemplo en Nueva York supera las estimaciones.

El estudio en cuestión analizó la presencia de los rastros de drogas ilícitas populares en Nueva York a partir de dos plantas purificadoras -una pequeña que sirve a en torno de 15.000 personas y una grande que sirve a 100.000 habitantes- con el objeto de medir la eficacia del tratamiento de las aguas residuales en cuanto a las drogas ilícitas.

Los resultados presentados por los autores muestran que mientras que ciertos tipos de drogas como la cocaína, presentes en el agua antes del tratamiento, posteriormente casi se eliminan; otras -por ejemplo, metanfetamina, metadona y sus metabolitos- siguen en el agua y presentan un peligro para los ecosistemas fluviales y luego retornan en el sistema de distribución del agua potable.

Leer artículo completo en Gaceta