Ciudad Real, Miguelturra y Poblete asumen en 2013 la gestión de la depuradora

Ciudad Real, Miguelturra y Poblete asumirán a partir del 1 de enero de 2013 la gestión de la Estación de Depuración de Aguas Residuales (EDAR), en manos actualmente de Aguas de la Cuenca del Sur (Acuasur), y que se encuentra en obras por la ampliación y el desdoblamiento del colector de Ciudad Real.

 

 

EDAR de Ciudad Real

Según ha explicado a Efe el delegado de Urbanismo en el Ayuntamiento de Ciudad Real, Pedro Martín, la cesión será de momento “simbólica”, puesto que aún no se han recibido las obras que han supuesto una inversión de 58 millones de euros para regularizar uno de los problemas estructurales de la ciudad, como era la red de saneamiento en su parte final.

A partir del 1 de enero, los tres ayuntamientos también subirán los recibos del alcantarillado para comenzar a amortizar una obra millonaria que se justifica, según Martín, por su complejidad y que erradicará aquella imagen de enero de 2005 cuando la ciudad quedó semianegada por las aguas fecales debido a una avería en el emisario.

Entonces, cientos de garajes, viviendas y trasteros quedaron inundados por el taponamiento del colector en su parte más próxima a la depuradora.

En busca de la solución, se comenzó una excavación de miles de metros cúbicos para encontrar la avería, que provocó, en el desarrollo de las obras, el hundimiento de un camión del que resultó herido muy grave su conductor.

Tras ocho meses, se halló la rotura de una parte del emisario, enterrado a 20 metros de profundidad, lo que permitió a la vez construir, de forma provisional, un tanque de tormentas para evitar nuevas inundaciones.

Sobre esta actuación, Acuasur junto al Ayuntamiento de Ciudad Real decidieron incluir dentro de las obras de la ampliación de la EDAR el desdoblamiento del emisario averiado, que junto a la construcción del colector de Poblete y la red de saneamiento de los anejos de la Atalaya, la Poblachuela y Miguelturra han supuesto una inversión de más de 58 millones de euros.

Una de las actuaciones más delicadas dentro de la obra está siendo la construcción de un microtúnel de 1.500 metros excavado a 20 metros de profundidad con una tuneladora de escudo cerrado al que se le va añadiendo dovelas de hormigón pretensado de 2,7 metros de diámetro interior.

Como si de una mina se tratara, 40 operarios trabajan en dos turnos para excavar los alrededor de 28.000 toneladas de tierra arcillosa a más de 20 metros de profundidad gracias a una microtuneladora que recorre el subsuelo, en dirección a la depuradora.

El jefe de la obra del tramo subterráneo de la empresa Eurohinca, Norberto Iglesias, ha explicado a Efe las dificultades de este tipo de obras que siguen un protocolo “muy estricto” para cumplir con los plazos.

En cambio, el terreno arcilloso, cercano al río Guadiana, está permitiendo incluso “ir más rápido de lo previsto”.

A una velocidad de 20 metros por día, la excavación del túnel paralelo al emisario averiado concluirá a finales de enero o principios de febrero, que coincidirá con el octavo aniversario de la rotura del colector que inundó parte de los bajos de la capital.

La finalización del conjunto de las obras de ampliación de la depuradora y de la construcción de los colectores tendrá lugar aproximadamente en el segundo semestre de 2014.

La inversión de 58 millones de euros ha sido financiada por Acuasur, Fondos Feder de la Unión Europea y los Ayuntamientos de Ciudad Real, Miguelturra y Poblete.

Fuente: ABC